Durante el primer trimestre del 2016, un aproximado de 200 locales fueron cerrados

El gremio de comerciantes de la zona metropolitana del estado Anzoátegui está en “jaque” ante el posible aumento salarial que, al parecer, el Ejecutivo nacional prevé anunciar en noviembre.

Así lo manifestó el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Wael Raad, quien señaló que otro aumento más “no lo podrían soportar”.

El directivo aseguró que desde el 2015 han tenido que tolerar aumentos desmedidos, que en vez de beneficiarlos, los ha perjudicado.

Raad recordó que durante el primer trimestre del 2016, un aproximado de 200 locales fueron cerrados. Agregó que estos vendedores dieron un salto al comercio informal porque no tenían cómo sostener la carga económica que representaba pagarle al personal.

“El Gobierno nacional debe sentarse con el empresario y escuchar propuestas para fijar acuerdos que sean beneficiosos para todos. Tienen que entender el lenguaje comercial”, dijo.

El presidente de la Cámara de Comercio en Puerto La Cruz, Vicente Estaplesco, destacó que no pueden hablar en base a especulaciones, “hay que esperar que decreten el aumento para ver qué acciones van a tomar los comerciantes, del resto seguimos trabajando”, dijo.

El presidente Nicolás Maduro aseguró en agosto que era posible un nuevo ajuste para finales de 2016.

Encuentro de saberes

Raad aseguró que los pequeños empresarios aún no han recibido dólares para importar mercancía. Acotó que están recorriendo grandes cadenas comerciales a nivel nacional para comprar y poder surtir sus negocios.

Zorymar Medina
[email protected]