Si bien las calles y avenidas de la zona norte del estado Anzoátegui se mantuvieron vacías ayer, en el centro de Puerto La Cruz la mayoría de los vendedores informales y locales comerciales abrieron hasta el mediodía.

Algunos comerciantes señalaron que las ventas estuvieron bastante bajas a pesar de ser puente y estar cercanas las fiestas decembrinas. Una de las grandes preocupaciones que manifestó la mayoría de los vendedores, es que las personas no salgan con “normalidad” a comprar los estrenos, ya que sus ganancias se verían mermadas al finalizar el año.

En comparación con un lunes laborable, el vendedor Samuel Said indicó que el flujo de personas es menor, por lo que los ingresos son más bajos. Para él, todo depende del movimiento en la calle, pero prefirió abrir a la espera de posibles clientes.

Mientras, la cajera Rosangeli Santamaría comentó que las ventas han aumentado en comparación con otros meses, pero aseguró que no son suficientes para que el negocio crezca.

Por otro lado, los buhoneros del centro de Barcelona no pudieron salir a la calle, debido al acto en conmemoración del 227 aniversario del natalicio de José Antonio Anzoátegui, que se celebró en los alrededores de la plaza Miranda.

Nicole Rueda/ECS
[email protected]