Publicidad!

La desaparición de las alergias es otro punto a favor que tienen los veganos, además de aumentar el nivel de esperanza de vida

Cada día son más las personas que se suman al régimen de alimentación vegano, por considerarlo más sano y con mayores aportes a su salud.

La amplia variedad y versatilidad de platillos hacen de esta “forma de vida” – porque así es definida por quienes la han adoptado- cobre mayor fuerza entre los paladares más exigentes, desde postres hasta platos fuertes pueden prepararse sin la inclusión de carne.

No obstante, existen detractores a esta forma de alimentarse, debido a que insisten en que no se consume las cantidades necesarias de carbohidratos y proteínas que normalmente ingiere una persona que incluye proteína animal en sus platillos.

Entre los beneficios que aporta este estilo de alimentación se encuentra la disminución del riesgo a padecer enfermedades degenerativas como cáncer, hipertensión, Parkinson, obesidad, Alzheimer y diabetes tipo 2, cabe destacar que la aparición de estas patologías surge debido al alto consumo de grasas saturadas presentes en los productos lácteos y carnes rojas.

La desaparición de las alergias es otro punto a favor que tienen los veganos, además de contar con mayor energía, aumenta el nivel de esperanza de vida y permite una desintoxicación permanente del cuerpo por incluir alimentos altos en fibra y antioxidantes.

Las mujeres son las más beneficiadas con el consumo de alimentos veganos debido a que ayuda a mejorar el síndrome premenstrual a la vez que les permite mantenerse en forma.

Galletas de avena y plátano

Ingredientes:
200 gramos de avena en hojuelas.
2 plátanos grandes (o 3 pequeños) maduros.
Pasas, gotas de chocolate.

Preparación
Encendemos el horno para precalentarlo a 180 grados centígrados.
En una licuadora o procesador de alimentos colocar la avena y triturar hasta que se convierta en harina.
Triturar los plátanos con un tenedor.
Proceder a unificar con la ayuda de un tenedor los plátanos y la avena.
En caso de que no quede compacta agregar un poco más de harina de avena.
Colocar sobre una bandeja con papel encerado y llevar al horno entre 10 y 12 minutos.

Buñuelos de auyama

Ingredientes:
500 gramos de auyama pelada.
200 gramos de harina de trigo.
16 gramos de levadura en polvo.
3 cucharadas de azúcar.
1 cucharada de sal.
Aceite. Cantidad necesaria.
Manga pastelera.

Preparación
Precalentamos el horno a 180 grados centígrados.
Trocear la auyama y colocarla en una bandeja, llevarla al horno por aproximadamente 45 minutos para que se cocine y trabajarla mejor. Retirar del horno y reservar. Cuando esté fría triturar.
En un bol colocar el resto de los ingredientes.
Unificar todos los ingredientes hasta formar una masa.
Reservamos tapada con un paño una hora aprox. para que actúe la levadura.
Calentamos una sartén con abundante aceite. Cuando el aceite esté caliente, con la ayuda de una manga pastelera vamos dejando bolitas de masa para que se frían.
Dejar enfriar, espolvorear con azúcar y servir.

Ponquecitos vegetarianos

Ingredientes:
1 3/4 tazas de harina de trigo (200 gr.)
1 1/4 tazas de azúcar (280 gr.)
1 cucharada de levadura
1/4 cucharadita de sal
1 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
1/8 de cucharadita de clavo molido
1 taza de calabaza triturada cruda
1/2 taza de leche de soja (120 ml.)
1/2 taza de aceite (120 ml.)
2 cucharadas de melaza.
Preparación:
En la licuadora agregar el agua junto a la pulpa de guanábana.

Añadir la leche y el azúcar. Seguidamente el jugo de limón.

Una vez listo servir la preparación en un vaso con hielo y agregar un toque de canela para resaltar su sabor.

Vegan hotcakes (torta caliente)

Ingredientes
1 taza de harina.
2 cucharaditas de levadura.
3 cucharadas de azúcar
1 cambur.
1 taza de leche de soja.
6 cucharadas de aceite vegetal.

Preparación
Ponemos en un bol la harina, el azúcar y la levadura y mezclamos bien.

Añadimos el resto de los ingredientes y batimos a velocidad baja.

A fuego medio ponemos una sartén con unas gotas de aceite. Con la ayuda de un cucharón dejamos caer en el centro poco a poco la masa. Dejaremos que se extienda ella sola sin mover la sartén.

Cuando se formen algunos agujeros en la superficie de la tortita le daremos la vuelta con la ayuda de una espumadera para cocinarla del otro lado.

Jackelín Cotorett
[email protected]

Publicidad!