La destitución del director de la escuela Complejo Educativo Bicentenario 19 de Abril en el sector Santa Bárbara de la parroquia Caigua, fue el detonante de la protesta que protagonizaron más de 60 personas entre estudiantes, padres, representantes y vecinos de la comunidad.

Desde la 6:00 de la mañana cerraron con quema de cauchos la vía que comunica a la población de Caigua con Barcelona, para exigir la restitución del profesor Antonio Ramos, quien por cuatro años ha estado al frente de la institución.

Alumnos de básica y media diversificada protestaron ante lo que catalogaron como “sorpresivo nombramiento” de la profesora Amarilis Caigua como nueva jefa del plantel.

“Quieren cambiar a todos los directores por caprichos de la jefa de la zona educativa. No toman en cuenta la preparación de los docentes sino el posicionamiento dentro de las estructuras políticas”, aseveró una docente que prefirió el anonimato.

El representante del consejo comunal de Santa Bárbara III, José  Carlos Suárez, explicó que la población estudiantil tomó desde muy temprano los portones de la escuela para exigir la presencia de la autoridad educativa en la entidad, Carmen Castillo, pero al no recibir respuesta decidieron cerrar la vía.

Llegó una comisión de la Zona Educativa, la cual alegó no estar autorizada para dar información. Sin embargo, los escolares, en consejo estudiantil, expusieron las deficiencias que padecen, y cuyas soluciones, aseveraron, han sido gestionados por el profesor Ramos sin recibir respuestas.

El representante vecinal detalló que desde hace un año, los estudiantes de bachillerato no están siendo preparados debidamente ante la falta de profesores en materias prácticas. Comentó que de 15 profesores, solo cuentan con cuatro que deben cubrir todas las asignaturas.

Contó que la misma situación se presenta en la primaria, donde de 12 secciones, solo cinco cuentan con maestros, por lo que los estudiantes deben turnarse los días de clase para que los docentes puedan dar clases en dos y tres salones.

Suárez expresó que por esa situación no han arrancado el año escolar, y que no cuentan con óptimos servicios públicos, por lo que interrumpen sus clases para pedir los baños de los vecinos.

La autoridad educativa Carmen Castillo reiteró que el tema de la destitución de directores no es un acto político sino de búsqueda de la excelencia educativa. Dijo que se trata de un ajuste interno en el sector educativo.

El mandatario regional Nelson Moreno, señaló que hay que revisar porqué se están dando estos cambios, y cuantificarlos para dar un diagnóstico preciso.

La comunidad amenazó con retomar las acciones de calle si no se ratifica al exdirector en su cargo.

Yosemarys González
[email protected]