Los cañonazos comenzarán el lunes a las 09.00 hora local, cuando 21 salvas serán disparadas simultáneamente en las provincias de La Habana y Santiago, y el domingo 4 de diciembre se repetirá el mismo número de disparos en ambos lugares, informó el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Además, el lunes se lanzará una salva de cañón cada hora, hasta las seis de la tarde, según una nota de ese órgano oficial publicada en los medios estatales cubanos.

Después, desde el martes 29 y hasta el 3 de diciembre, serán disparadas salvas de cañón desde las 06.00 hasta las 18.00 hora local.

Cuba inicia esta jornada el segundo de los nueve días de luto oficial decretados por el gobierno por la muerte del ex presidente Fidel Castro, aunque los principales actos de homenaje comenzarán el lunes y se prolongarán hasta el domingo.

Se espera que a partir del lunes y también el martes comiencen a llegar a la isla mandatarios y personalidades para participar en los actos de despedida.

Los cubanos dispondrán de dos días -lunes y martes- para despedirse en La Habana del comandante revolucionario, cuyas cenizas descansarán esos días en el monumento memorial a José Martí, en la emblemática Plaza de la Revolución.

El martes por la tarde habrá en ese lugar un acto que se espera multitudinario y que será en el que previsiblemente participen los presidentes y personalidades que se desplacen a Cuba para dar su último adiós a Fidel.

Un día después los restos del exgobernante partirán de La Habana y recorrerán la isla durante 4 días hasta llegar a la provincia oriental de Santiago, un enclave emblemático para los inicios de la Revolución y al que tanto Fidel como su hermano Raúl Castro están muy vinculados, aunque no nacieron allí sino en la vecina Holguín.

Las cenizas llegarán a Santiago el 3 de diciembre y esa jornada habrá un nuevo acto popular que dará paso, el 4 de diciembre, al sepelio de los restos en el cementerio de Santa Ifigenia.

Aunque no se ha informado al respecto, es probable que el entierro de Fidel Castro se mantenga como un acto íntimo y sin presencia de delegaciones oficiales.

Juanita no va…

Juanita Castro, la hermana de Fidel que vive en el exilio en Miami desde los años ’60, dijo el sábado a la prensa local que no irá al funeral del líder cubano en La Habana aunque lamente su muerte.

Ante los malsanos rumores de que me dirigía a Cuba para los funerales, quiero aclarar que en ningún momento he regresado a la isla, ni tengo planes de hacerlo”, declaró Juanita a El Nuevo Herald.

He luchado al lado de este exilio, brazo con brazo en las etapas más activas e intensas en décadas pasadas, y respeto los sentimientos de cada quien”, añadió la disidente cubana.

Cortesía
Cortesía

Fidel Castro murió la noche del viernes a los 90 años, una noticia que llenó de júbilo a los cubanos exiliados en Miami.

“No me regocijo de la muerte de ningún ser humano, mucho menos puedo hacerlo con alguien con mi sangre y mis apellidos”, dijo Juanita al Herald. “Como hermana de Fidel, estoy viviendo en estos momentos la pérdida de un ser humano que tuvo mi sangre”.

Fidel y el actual presidente, Raúl, fueron dos de siete hermanos. De ellos, Juanita, nacida en 1933, es la única que criticó públicamente el rumbo comunistaque tomó la revolución.

Se exilió en 1964 en Miami, desde donde denunció públicamente al régimen de sus hermanos y colaboró con la CIA bajo el nombre código de “Donna” en los planes para derrocarlo, según ella misma confesó después.

Juanita Castro añadió que se exilió al igual “que todos los cubanos que salieron para encontrar un espacio donde luchar por la libertad de su país” y que, para ello, debió pagar “un alto precio de dolor y aislamiento”.

Con información de El Estímulo