Publicidad!

Administradores y Asesores de Repuestos en las sucursales Chery apuntaron que los clientes, después de cancelar las unidades de transporte, deben esperan entre año y medio y dos años para que el estado se los envíe


Desde hace varios años, para muchos quedó en el olvido la adquisición de vehículos en Venezuela cuyo nombre y apellido eran reconocidos a escala mundial: Ford, Toyota, Volkswagen, Chevrolet, entre otros; debido al excesivo incremento en sus precios.

Sucursales Chery en Anzoátegui solo prestan servicio y venden repuestos. Víctor Pinto

Sin embargo, el gobierno nacional -desde octubre de 2011- había dado esperanzas y luz al final del túnel con la inauguración de la planta Chery Venezuela en el estado Aragua, cuya finalidad era la venta de carros y camionetas a bajos costos para beneficio de la clase trabajadora en el país.

Pero, aunque se han ensamblado hasta la fecha más de 57 mil vehículos en la nación (según registros llevados por la página web Venezuela Productiva), esto no ha sido suficiente y ciudadanos locales aseguran que tienen mucho tiempo sin observar carros en los dos concesionarios socialistas ubicados en la zona norte de Anzoátegui.

Esa información la reconoció la asesora de repuestos en el establecimiento comercial Macau Motors, Yenis Mejías, quien aseguró que a la tienda automotriz no le llegan unidades de transporte desde hace dos años, aproximadamente.

“Nosotros no llevamos la lista de las personas que se han postulado para adquirir un vehículo del gobierno, eso ya lo maneja el estado a través de la página Venezuela Productiva.

Estamos funcionando solamente para servicio y repuesto de los carros sociales”, explicó.

Mejías informó que la última vez que llegaron unidades a esas instalaciones fueron vehículos marca Chery modelos Arauca y Orinoco a un precio de entre Bs. 90 mil y Bs. 120 mil, respectivamente.

El administrador de la tienda de vehículos del gobierno Universo Motor Oriente, C.A, Luis Oñate precisó por su parte que la última vez que llegó mercancía a esa sucursal fue en octubre de 2016, con la obtención de 11 unidades.

Indicó que esos carros fueron entregados a las personas que aparecían en una lista que otorgó la planta -ubicada en el estado Aragua- y cuyo tiempo de demora tuvo como promedio entre año y medio y dos años.

“Estos fueron vendidos de la siguiente manera; Arauca con un costo de Bs. 989 mil, Orinoco por 3 millones 600 mil bolívares y la camioneta modelo Tiggo en Bs. 4 millones 500 mil; todos estos marca Chery y a precio oficial”, puntualizó.

A sobreprecio

Aunque el gobierno nacional estableció el costo regulado en los vehículos, la realidad en las calles con la venta de estas unidades es otra.

Ana Rivas ha pasado los últimos 12 meses buscando un carro socialista a precios accesibles. Sin embargo, señaló que los precios en el mercado negro doblan el real.

“En estos días pregunté por un Orinoco y lo están vendiendo en Bs. 7 millones. Eso es una exageración cuando su precio oficial no pasa los 3 millones. Deberían ponerle mano dura a esas cosas”, destacó.

Esa misma situación la expuso el comerciante Roberth Duarte. El hombre relató que ha querido obtener, aunque sea usada, una camioneta Chery modelo Tiggo, pero su precio en las calles es de entre Bs. 8 millones y Bs. 9 millones 500 mil.

Sin embargo, el precio de estos vehículos ensamblados por el gobierno, no es la única dificultad que presentan los compradores.

Según una última ordenanza expuesta por el Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Saren) en los primeros tres años que una persona compra un carro, se prohíbe la venta, el traspaso y la permisología de manejo a terceros que no sean los dueños del mismo.

Eso como medida preventiva y de control para que los vehículos vendidos por el Ejecutivo no sean usados para fines lucrativos sino como medio de transporte familiar.

¿Y los repuestos?

En estos momentos, las dos sucursales Chery que hacen vida en la zona norte de la entidad, trabajan para hacerles servicio a los carros de esa marca y para vender repuestos.

Pero la adquisición de estos últimos es otro dolor de cabeza para los dueños de estos automóviles.

“Tengo más de cinco meses buscando unas bujías para mi carro y no las consigo, voy a las tiendas del estado y me dicen que no hay el repuesto que estoy buscando. Ni siquiera en chiveras se consigue porque no es una marca comercial reconocida, sino una nacional”, apuntó el chofer, Pedro Rivas.

La asesora de repuestos, Yenis Mejías señaló que desde noviembre de 2016 no mandan los sustitutos de las piezas de carrocería.

El administrador de la tienda Chery, Luis Oñate recalcó que están trabajando con los repuestos que tienen en existencia porque la planta principal no ha abierto sus puertas todavía.

“No sabemos si este año nos llegan carros, estamos esperando que de Chery Venezuela nos manden información. Por los momentos estamos trabajando con servicio, no sabemos qué pasará este 2017”, añadió Oñate.

Expropiación

Mediante el decreto Nº 2.732, salió publicada en Gaceta Oficial la expropiación de la empresa ensambladora de vehículos chinos Civetchi, medida que fue tomada luego de la aprehensión de su presidente José Ramón Hernández Gil por irregularidades en la venta de 89 automóviles el pasado 11 de febrero.

Patricia Aponte
[email protected]

 

Publicidad!