Las enfermedades mentales relacionadas con situaciones de crisis han incrementado debido a la situación actual del país.

Y es que la situación socioeconómica y política ha conllevado a una crisis existencial entre sus habitantes, ya que se han visto alterados los niveles de ansiedad regulares en el ser humano.

Andrés Yánez, director del área de psiquiatría en el hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre explicó que en los últimos meses las consultas psiquiátricas se han elevado hasta en un 80%, donde los principales trastornos disociativos y psicóticos corresponden a depresiones y crisis nerviosas.

“Los casos de ansiedad, estrés intenso y estrés agudo han aumentado, y nos hemos dado cuenta que ha sido fundamentalmente por la situación de crisis”, dijo el especialista.

Entre estas enfermedades están los trastornos de ansiedad y los de tipo depresivo, mientras que los pacientes bipolares están siendo diagnosticados en Venezuela con más regularidad que antes.

Falta de antidepresivos

El médico psiquiatra explicó que la dificultad para conseguir las medicinas conlleva a un retraso en el tratamiento médico, generando mayor estrés a los pacientes.

De acuerdo a lo informado por Yánez, antes en Venezuela podía conseguirse hasta 20 tipos de antidepresivos, sin embargo, hoy solo se venden dos marcas que cuesta muchísimo conseguir.

Lo mismo sucede con los ansiolíticos y antipsicóticos, por lo que los galenos han optado por indicar en el récipe diferentes opciones del mismo principio activo.

Yánez alertó que esta situación ha ocasionado una nueva patología de compras compulsivas, ya que los pacientes acuden a diferentes especialistas para reunir gran cantidad de récipes y tener mayor capacidad de adquirir medicamentos por si llegaran a necesitarlos posteriormente.

Mary Ann Brito
[email protected]