Publicidad!

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo este miércoles que las denuncias contra funcionarios de su gobierno relacionados con supuestos casos de corrupción con la firma brasileña Odebrecht son “distorsiones” de la campaña electoral en su país.

“Son las distorsiones que siempre existen en periodo electoral”, afirmó el mandatario durante el gabinete binacional con Colombia que se celebra en Guayaquil.

Correa, que declinó presentarse a los comicios presidenciales del domingo, sostuvo que en Ecuador hay políticas de tolerancia cero contra la corrupción, aunque reconoció que ello no significa que pueda haber algunos funcionarios deshonestos.

El Departamento de Justicia de EE. UU. reveló en diciembre pasado que Odebrecht pagó entre 2007 y 2016 unos 33,5 millones de dólares a funcionarios de Ecuador, en una trama de sobornos que afectó a varios países latinoamericanos.

Cumbre

Por su parte fiscales generales de 15 países se reunirán hoy y mañana en Brasilia para coordinar las investigaciones de la red de sobornos del gigante brasileño de la construcción Odebrecht, que desató un terremoto político en Latinoamérica.

La cumbre será liderada por el jefe de los fiscales de Brasil, Rodrigo Janot, quien convocó a sus pares tras recibir numerosos pedidos de información de un caso con ramificaciones en tres continentes.

AFP
[email protected]

Publicidad!