Publicidad!

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, no apoyó suspender a Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA) porque cree que la solución a la crisis política del país “es electoral”, aunque evitó pedir comicios anticipados.

“No voy a endosar ninguna acción específica, creo que la salida de los procesos en Venezuela es una salida electoral”, dijo Solís a periodistas al término de una conferencia en el centro de estudios Diálogo Interamericano de Washington.

“Creemos que no debemos adelantar temas hasta tanto no tengamos los suficientes elementos como para resolver si una elección ha sido justamente desarrollada”, agregó, sin aclarar a qué comicios se refería.

Solís, de visita oficial en EE UU, fue preguntado varias veces sobre si su país apoya la petición del secretario general de la OEA, Luis Almagro, para suspender a Venezuela del organismo si no convoca elecciones en 30 días, una medida que requiere los votos de dos tercios de los 34 países que integran la organización.

“No creo que sea una buena idea recomendar medidas específicas en este punto, sin permitir que los mecanismos en marcha, formales e informales, se desarrollen y tengan un impacto”, afirmó en inglés cuando un periodista le preguntó .

Redacción
[email protected]

Publicidad!