Costa Rica ordenó este martes la evacuación obligatoria de más de 4.000 personas en la zona costera del Caribe ante la amenaza de la tormenta tropical Otto, que se convertirá en huracán en el transcurso del día o el miércoles, según los pronósticos meteorológicos.

El mandatario explicó que las poblaciones que corren mayor riesgo a lo largo de la costa del Caribe, donde viven más de 4.000 personas, serán trasladadas a albergues seguros ante el fuerte impacto que provocará el fenómeno meteorológico.

Otto, que el lunes evolucionó de depresión a tormenta tropical, se encuentra estacionario 440 km al este del caribeño puerto de Limón, con vientos de 95 km por hora. Se prevé que se convierta en huracán en las próximas horas.

Aunque no se ha determinado de manera precisa cuál será su trayectoria, los meteorólogos estiman que podría impactar la zona norte de Costa Rica o el sur de Nicaragua.

Redacción /AFP