Publicidad!

La marca oriental ofrece los típicos trajes de bautizo, mejor conocidos como faldellines


Crear piezas únicas con calidad de exportación es el norte de la emprendedora Aurora Sánchez, quien lleva las riendas de Creaciones Pochitos, una tienda virtual dedicada a la confección de trajes de bautizo.

Sánchez, quien es asistente contable, cursó estudios de diseño de modas en Caracas, aseguró que siempre sintió la inquietud por desenvolverse en este medio, pero para ese momento no existía profesionalización en el país en esta área, por lo cual debió postergar su sueño.

“En un principio confeccionaba únicamente la ropa de mis hijos, lo tenía como un pasatiempo, pero cuando me mudé desde Caracas hasta Anzoátegui, en vista de que no contaba con el apoyo de mis familiares para el cuidado de los muchachos decidí abrir un pequeño local en el centro de Puerto La Cruz, allí vendía vestidos de niñas y edredones, era rentable y me permitía estar con ellos”, narró la creadora.

En este sentido agregó que luego se abrió camino en el mundo de la enseñanza, dando apertura a un pequeño taller, desde donde impartió sus conocimientos a quienes confiaron en ella para iniciarse en esta área, pero por razones de rentabilidad se vio obligada a cerrarlo.

Materializado

Actualmente labora desde su hogar, donde cuenta con su propio taller de diseño de los tradicionales faldellines, piezas que son ampliamente solicitadas en todo el territorio nacional.

“En medio de la crisis que atraviesa el país vi la oportunidad de explotar mis habilidades a la vez que cubría este espacio en el mercado venezolano, puesto son pocos quienes diseñan este tipo de vestidos”, indicó Sánchez.

A través de la cuenta en Instagram @creacionespochito pueden ser solicitados los modelos de su preferencia, cabe destacar que los pedidos deben ser realizados con anterioridad, debido a que son confeccionados de manera personalizada para cada cliente.

Cada traje viene a juego con su gorro para niño o bluma si se trata de una niña, muestra de la exclusividad que se tiene con cada comprador. Los mismos pueden ser despachados desde Puerto La Cruz hasta cualquier rincón del país e incluso fuera de las latitudes venezolanas, muestra de la calidad de cada pieza.

Adicionalmente ofrecen el servicio de manufacturación de toallita de bautizo, zapaticos de tela y babero e incluso la posibilidad de bordado de algún texto.

Sánchez comentó que la clave de su éxito se encuentra en la constancia y el amor que pone al momento de elaborar sus famosos vestidos, con los cuales las personas tienen la posibilidad de continuar con las tradiciones familiares.

Con respecto a la situación país, agregó que en medio de estas circunstancias es cuando las mujeres venezolanas han puesto en práctica todos sus conocimientos para seguir creciendo personal y económicamente, consideró que al igual que ella son muchas las que diariamente trabajan arduamente desde sus hogares para seguir construyendo un mejor futuro.

Jakelin Cotorett
jakelin.cotorett @elnorte.com.ve

Publicidad!