Publicidad!

El país lidera la cifra de embarazos en adolescentes en Latinoamérica y el Caribe y ocupa el segundo lugar en el resto del mundo. Se estima que el 40% de la sociedad esté infectada con VPH a escala nacional


Un beso y una caricia avivaron la fiera de la pasión interna de Rosa y Pedro -ambos de 18 años-; con frenesí comenzaron a despojarse de sus vestimentas, pero un minuto de cordura los hizo parar. No contaban con métodos anticonceptivos a la mano.

Como ellos, cada día son más los jóvenes que, bien sea por la crisis económica que atraviesa el país o por la escasez de medicamentos protectores de la sexualidad, no cuentan con preservativos u otros insumos para ir a la guerra del amor prevenidos.

“Una caja de condones vale, en promedio cinco mil bolívares, yo aún soy estudiante y se me hace difícil comprarlos. Mi novia también es estudiante y las pastillas anticonceptivas no las consigue. No tenemos relaciones con la frecuencia que quisiéramos por esa razón”, indicó, Alfredo Mejías, de 18 años.

El sexólogo, Alfonzo Orta señaló con preocupación que la carencia de insumos médicos para prevenir Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) o embarazos no deseados, trae como consecuencia que cada vez sean más las parejas que practican sexo sin ningún grado de seguridad íntima.

Afirmó que, aunque existen en el mercado otros tipos de métodos anticonceptivos, los jóvenes -en gran medida en edades comprendidas entre 15 y 30 años- han optado por técnicas naturales que podrían poner en peligro su salud en corto o mediano plazo.

“A mi consulta han llegado muchachas que han usado cristales de sábila (Aloe Vera) dentro de sus partes íntimas como un supuesto método anticonceptivo y ahora tienen problemas de salud. No estoy de acuerdo con ninguna de esas técnicas alternativas que no son avaladas por ningún experto”, recalcó.

En alza

Aunque los preservativos para hombres se encuentran con mayor facilidad en cadenas de tiendas y/o farmacias, la escasez de estos tratamientos anticonceptivos se centra, principalmente, en la ausencia de pastillas para el sector femenino.

El Presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela (Fefarven), Freddy Ceballos aseguró que la escasez de medicamentos anticonceptivos en el mercado supera el 85% en el país.

Explicó que este problema se presenta debido a que, todos los tratamientos anticoncepcionales que existen en las redes de farmacias criollas, son importados de otros países.

“Los pocos laboratorios que hay en Venezuela se encargan de distribuir la mercancía a los estados. ¿La razón? El país en estos momentos no cuenta ni con plantas ni psicotrópicos para crearlos y el estado tampoco les dan el dinero para comprar la materia prima con el fin de que produzcan”, resaltó.

El Norte visitó varias farmacias del eje metropolitano de la entidad y confirmó que el precio de los preservativos para hombres ronda los 4 mil 500 bolívares y los Bs. 8 mil.

La escasez de estos tratamientos anticonceptivos se centra, principalmente, en la ausencia de pastillas para el sector femenino. Cortesía
La escasez de estos tratamientos anticonceptivos se centra, principalmente, en la ausencia de pastillas para el sector femenino. Cortesía

Sin embargo, las ventas de medicamentos carecen de pastillas anticonceptivas y píldoras “de emergencia”; la finalidad de esta última es consumirla desde las primeras horas y hasta las 72 horas después de haber tenido relaciones sexuales sin protección para evitar embarazos no deseados.

“Cuando se consiguen las pastillas anticonceptivas, estas deben pagarse a precios dolarizados. Una caja de tratamiento para 30 días puede llegar a costar Bs. 51 mil. Eso es más de un sueldo mínimo mensual”, añadió el presidente de Fefarven.

Más enfermedades

El sexólogo, Alfonzo Orta explicó que, debido a que se hace cuesta arriba conseguir métodos anticonceptivos médicos en el mercado, existen varios tratamientos naturales que son recomendados por expertos, siempre y cuando la pareja sea estable.

El especialista señaló que el Coitus Interruptus o coito interrumpido, es un método contra concepción muy usado por hombres; este consiste, según explicó el galeno, en retirar el pene prematuramente y expulsar el semen fuera de la vagina durante la eyaculación.

“También hay quienes usan, como método anticonceptivo, el del ritmo o del calendario que no es más que contar los días del ciclo sexual y elegir los días apropiados para tener relaciones -que no sean los de ovulación- para evitar un embarazo. Pero este método es recomendable que lo practiquen las mujeres cuya menstruación les llega puntual, a la misma fecha”, puntualizó.

El método térmico o de temperatura basal también es otro plan que usan las mujeres para evitar concebir, según informó Orta. No es más que medir la temperatura corporal a lo largo del ciclo menstrual para advertir un desnivel de hasta 0.5 grados centígrados y saber cuándo se está en el periodo fértil del mes.

Sin embargo, estas técnicas sirven solo para evitar embarazos, pero no salvan a las personas que las practican de ITS.

Para el galeno, la primera y principal infección que se transmite a través de las relaciones sexuales es el Virus de Papiloma Humano (VPH).

Humberto Acosta, médico Oncólogo y Ginecólogo estimó en entrevista a El Nacional en marzo pasado, que en estos momentos un 40% de la población venezolana, podría estar contaminada con VPH.

Destacó que se debe tener claro que existen varios tipos de cepas diferentes de este virus; las de bajo riesgo, cuando solo se producen verrugas o cadillos en la piel o en el área genital y las de alto riesgo que son las peligrosas porque pueden generar en la mujer a largo plazo cáncer de cuello uterino.

“Debo señalar que en ambos grupos, de bajo y alto riesgo, generalmente el cuerpo logra eliminar con sus defensas el virus en un 95. Pero, entre 5 a 10% de la mujeres contaminadas que no eliminan el virus por un período de dos años, se encuentran frente a un grave problema”, alertó el especialista.

Otras infecciones como gonorrea, clamidia, hepatitis B o sífilis, suelen ser transmitidas cuando no se practica sexo seguro.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año ocurre, en promedio, 333 millones de nuevos casos de ITS en el mundo, teniendo su mayor incidencia en hombres y mujeres de países en desarrollo.

Mientras que la representante de la asociación civil Anzoátegui sin Sida, Mildred Bolívar, señaló con preocupación que existe un incremento de nuevos pacientes diagnosticados con VIH/Sida en Anzoátegui, cuyas edades oscilan entre los 11 y 16 años de edad.

Aunque recalcó que en los últimos años ese ha sido el patrón que se repite ya no solo en sectores desprotegidos, sino también en zonas escolarizadas y con estrato social de clase media, indicó que no maneja las cifras exactas porque esa es responsabilidad de los entes del Estado.

Comentó que los casos que se daban anteriormente en edad temprana eran heredados por la madre, pero eso ha cambiado. Apuntó que este comportamiento social podría estar asociado al ocio y, por ello, los adolescentes terminan experimentando sin tener instrucciones previas o introducción de manera responsable en los temas sexuales.

¿Y el embarazo?

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfp), Venezuela sigue siendo el líder en números de embarazos adolescentes en Latinoamérica y el Caribe; además de ocupar el segundo puesto a escala mundial.

Las cifras que manejaba Unfp hasta julio de 2016, era que 101 nacimientos por cada mil mujeres eran de jóvenes de entre 10 y 15 años de edad.

Por su parte, la OMS indicó en que, al año, un millón de menores de 15 años de edad dan a luz en países con ingresos bajos y medianos; mientras que las implicaciones durante el parto son la principal causa de muerte de jóvenes de entre 15 y 19 años de edad en todo el mundo.

Asociación civil Anzoátegui sin Sida señaló con preocupación que existe un incremento de nuevos pacientes diagnosticados con VIH/Sida en Anzoátegui, cuyas edades oscilan entre los 11 y 16 años de edad. Cortesía
Asociación civil Anzoátegui sin Sida señaló con preocupación que existe un incremento de nuevos pacientes diagnosticados con VIH/Sida en Anzoátegui, cuyas edades oscilan entre los 11 y 16 años de edad. Cortesía

Así mismo, cerca de tres millones de adolescentes entre 15 y 19 años, se someten a abortos peligrosos cada año en el planeta.

El Norte intentó contactar en reiteradas ocasiones al Director de Salud Pública en la entidad, Stallin Fuentes, para conocer las cifras de adolescentes embarazadas en el estado y los proyectos llevados por este organismo, pero fue infructuoso.

Consejos

Los representantes del Consejo Municipal de Derecho del Niño, Niña y Adolescente (Cmdnna) de Lechería y Guanta, Migsabel Hernández y William Pico, respectivamente, señalaron que constantemente acuden a sectores, escuelas y liceos para llevar charlas y talleres sobre sexualidad.

Pico indicó que los padres son los primeros que deben romper el tabú y explicarles a sus hijos sobre las relaciones sexuales. “Esa falta de comunicación, además de familias disfuncionales y escaso conocimiento en el tema sexual, es lo que trae como consecuencia tantos embarazos en adolescentes y la presencia de ITS”, recalcó la autoridad.

El especialista en sexualidad, Alfonzo Orta aconsejó a los jóvenes, usar siempre preservativos a la hora de tener relaciones sexuales y a no exponer su salud con el uso de medicina alternativa sin una previa supervisión médica.

Condones para todos

Durante la temporada de Semana Santa, la Dirección de la Sexo Diversidad en el municipio Peñalver, entregó más de tres mil preservativos y material informativo sobre Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y embarazos no deseados a jóvenes y adultos que disfrutaban en la zona. En la entidad, la Dirección de Salud Pública es la encargada también de regalar este tipo de método anticonceptivo.

Publicidad!