El médico cubano contaminado por el virus de ébola en Sierra Leona, quien llegó el jueves a los Hospitales Universitarios de Ginebra (HUG) tras viajar a bordo de un avión especial estadounidense, se encuentra “estable”, precisó ayer un comunicado.

Luego del aterrizaje del avión medicalizado que transportaba al médico Félix Baez Sarria, de 43 años, este bajó caminando del aparato para subirse a la camilla de la ambulancia, subrayó el comunicado.

Estaba vestido con una combinación protectora y llevaba una máscara, así como el personal que lo recibió.

Cortesía
Cortesía

Fue colocado en una habitación especial en un sector aislado del hospital.

“Luego de los informes completos y la toma de muestras para realizar los análisis de laboratorio, los primeros tratamientos empezaron a ser aplicados”, precisó el hospital.

“Su estado de salud es estable. Pudo llamar a la familia y tranquilizar a sus allegados”, agregó el comunicado.

Los hospitales HUG, donde se están probando vacunas potenciales contra el ébola en pacientes voluntarios, aceptaron atender a este primer paciente infectado y transportado a Suiza a petición de la Organización Mundial de la Salud, cuya sede está en Ginebra.

El médico es uno de los 165 cubanos desplegados a Sierra Leona para tratar de detener la propagación del virus, que ha provocado 5.420 muertes, de un total de 15.145 personas infectadas con el ébola.

AFP