Publicidad!

Para la encargada de la funeraria Cristo de Jose, Luz Marina Solano, actualmente una de las soluciones para no cancelar tanto dinero en un difunto es tener planes de funeraria y cancelarlos por cuotas


Urna-con-floresExperimentar la muerte de un ser querido se convierte en el detonante de una inmensa tristeza  reinante en el entorno familiar de una persona.

Donde más allá de la muerte, se deben sacar las fuerzas necesarias para comenzar en medio del dolor a realizar los trámites necesarios para brindarle un último adiós.

Morgue, funeraria, prefectura y cementerio se convierten en el principal punto de visita a donde deben recurrir las personas para darle una posterior velación y entierro a un familiar.

Mezclar el dolor reinante con una carta de defunción. Llevar a la prefectura copias de cédula, actas de matrimonio, partidas de nacimiento y otros tantos documentos es uno de los requisitos fundamentales para “despedirse” de alguien especial.

“Actualmente todo ese proceso y la entrega de estos documentos es 100% gratuita visitando los mecanismos regulares. Esos papeles se entregan el mismo día para que la persona pueda velar y enterrar a su muerto con tranquilidad” destacó una trabajadora de la prefectura que no quiso identificarse.

“Estos requisitos son fundamentales tras la muerte de una persona. Ya que sin estos no pueden velar ni enterrar al occiso” detalló.

Urna-en-el-cementerio24 horas de dolor

Tener las flores, sillas, capilla, urna y hasta el “cafecito” caliente es otro punto importante y de gran dolor de cabeza para los familiares de un difunto.

Para la encargada de la funeraria Cristo de Jose en Barcelona, Luz Marina Solano, cada día los combos fúnebres se hacen más cuesta arriba a la hora de la velación de un familiar o amigo para aquellas personas de bajos recursos.

“Actualmente el combo básico que ofrecemos se encuentra en 25 mil bolívares, el cual incluye urna, sillas, porta velones, catafalco, capilla, porta floreros, cortinas y traslado del cuerpo del sitio donde se encuentra a la funeraria y luego de la funeraria al cementerio”, detalló.

“Tenemos combos más caros, pero con este básico ayudamos a las personas necesitadas. Actualmente la mayoría de los familiares de algún muerto que vienen no tienen completo el dinero y nosotros les brindamos facilidades de pago. Tenemos que ayudarnos unos a otros porque no sabes cuándo nos toca a nosotros” expresó Solano.

FUNERARIAS. jpgDolor vs dinero

“Cuando se nos muere un familiar tenemos que dejar de lado el dolor y sacar plata de donde no la tenemos para brindarle un último adiós decente”, con estas palabras reflejó Natalia Brito la odisea que deben pasar los anzoatiguenses tras la muerte de una persona.

“A mí se me murió un primo hace un mes y nada más en el cementerio municipal el albañil nos quitó 7 mil bolívares en abrir el hueco. Eso sin contar con el velorio y el papeleo. Es horrible” afirmó Brito.

Por su parte, la encargada de la funeraria Cristo de Jose manifestó que muchas personas piensan que las funerarias cobran mucho dinero.

“Los usuarios creen que nosotros nos hacemos millonarios, pero no es verdad. Actualmente todo está muy caro y muchas veces terminamos ganando por debajo de nuestra ganancia verdadera”, dijo Solano.

“Una de las opciones que tiene actualmente el pueblo anzoatiguense es comenzar a cotizar el servicio funerario y pagar una mínima cuota mensual, para tenerlo cuando lo necesite y no cancelar tanto dinero” precisó la encargada de la funeraria.

El costo de la urna es otro punto importante para los familiares, quienes tienen que recurrir a la más económica para meter a su difunto. “Nosotros como encargados de la funeraria los ayudamos a escoger la urna que más se adapte al presupuesto que ellos tengan.

Tenemos para todos los gustos y para las necesidades de cada familia. Nos amoldamos a cada situación”, finalizó Solano.

Plan funerario
Muchos son los planes que ofrecen las funerarias para cotizaciones de por vida. Actualmente la inicial de estos oscila en mil bolívares y cada cuota en 40 bolívares semanal (160 bolívares mensuales) donde pueden estar incluidos hasta ocho participantes entre 2 años y 60 años de edad.

Publicidad!