Vecinos presumen que el muchacho venía herido o que sus victimarios lo mataron en el lugar


El cadáver de un adolescente de 13 años fue hallado en una zona boscosa del sector Agua Fría en El Tigre, aproximadamente a las 8:00 de la noche del martes, luego de que sus victimarios le propinaran 11 puñaladas.

El menor residía en el sector Oficina Uno, a pocas cuadras de donde fue hallado su cuerpo.

Patólogos de la morgue del hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre le observaron dos heridas por arma blanca en el lado izquierdo del abdomen, seis en la región tóracica, dos en la región lumbar izquierda y una en el área intercostal izquierda.

Vecinos del sector contaron que cuando transitaban por el lugar, cercano a la vía pública, hallaron el cuerpo del adolescente tendido boca abajo.

A pesar de que no observaron a ninguna persona sospechosa por la zona, estos descartaron la idea de que el cuerpo haya sido abandonado en el lugar después del asesinato, pues no había rastros de huellas de cauchos.

Ante esto, presumen que el muchacho ya venía herido o que sus victimarios lo sorprendieron en el sitio.

Familiares de la víctima se encontraban consternados frente a la medicatura forense y pidieron se hiciera justicia por la muerte del menor.

Móvil

Una fuente policial informó que el adolescente, quien había abandonado los estudios y era presunto azote del sector, era hermano de un sujeto de alta peligrosidad que se encuentra privado de libertad en los calabozos de la Policía del estado, por lo que suponen que el homicidio podría tratarse de un ajuste de cuentas.

Mary Ann Brito
[email protected]