Familiares señalaron que su pariente no tenía problemas con nadie

Te dije que corrieras Leo pero no me hiciste caso”, esa era la frase que repetía desconsoladamente Luimar Rengel tras enterarse que su esposo había muerto.

La víctima, quien respondía al nombre de Leonardo Jesús García Maraima, de 28 años de edad, había salido de su residencia en la urbanización Constantino Maradei del parcelamiento Puente Ayala en Barcelona, cuando fue baleado.

“Cuando mi marido se disponía a encender la moto dos hombres le dispararon”, relató Rengel.

Testigos del hecho indicaron que los antisociales, tras haber herido a García le quitaron sus pertenencias.

A las 8:00 de la mañana, una ambulancia de Protección Civil (PC) trasladó al joven al área de emergencia del hospital Luis Razetti de Barcelona, donde falleció a los pocos minutos de su ingreso.

Familiares de la víctima indicaron que su pariente laboraba como mensajero para la Secretaría de Vivienda del estado Anzoátegui (Sevigea), era sano y no tenía problemas.

El joven fue trasladado a la morgue del nosocomio barcelonés donde los galenos de guardia le contabilizaron cuatro tiros distribuidos en el pecho, intercostal y cuello con salida por el oído izquierdo.

Investigan

Leonardo Jesús García Maraima dejó en orfandad a dos niños. Funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se trasladaron al lugar del hecho y recolectaron evidencias para dar con el paradero de los presuntos asesinos y esclarecer el caso.

Patricia Aponte
[email protected]