A las 11:10 pm del pasado martes, ingresó al área de emergencia del Hospital Universitario Dr. Luis Razetti de Barcelona, un joven de 29 años de edad con múltiples impactos de bala en el cuerpo.

Sin embargo, y pese a los intentos de los médicos de guardia por salvarle la vida, murió cuando era intervenido quirúrgicamente.

La víctima respondía al nombre de Carlos Eduardo Centeno Quintero.

Testigos del hecho, quienes prefirieron mantener su nombre en reserva, relataron que el joven iba caminando -aproximadamente a las 10:30 de la noche del referido día- cuando sujetos aún por identificar le salieron al paso y, sin mediar palabras, le dispararon.

El hecho se registró en la calle 23 de Enero, sector Nuevo Horizonte en El Viñedo, Barcelona.
Hildemaro Caraballo, primo de la víctima, relató que su pariente era soldador y no tenía problemas con nadie.

Sin embargo, señaló no conocer cómo pasaron las cosas.

“Me avisaron esta mañana (ayer) que mi primo estaba muerto. La verdad no sé nada porque no vivía en el sector”, indicó.

El joven era el mayor de tres hermanos y dejó varios hijos en orfandad.
El pariente afirmó que, al parecer, Centeno vivía en casa de una tía que lo crió desde pequeño.

A la morgue

El cuerpo de Carlos Centeno fue trasladado a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) de Tronconal III.

Los médicos de guardia le observaron heridas de bala en tórax y espalda.
Funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), se apersonaron hasta el lugar del hecho para recolectar evidencias.

El móvil que cobra mayor fuerza es la venganza; sin embargo, continúan investigando.

Patricia Aponte
[email protected]