Así que tengan cuidado de su manera de vivir, no vivan como necios sino como sabios. Efesios 5:15 nvi narra la manera cómo puedo equilibrar mi vida es, cumpliendo los cinco propósitos que Dios tiene para mi vida y mantener el balance.
Si a usted le preguntan ¿qué es la vida? La vida es cumplir los cinco propósitos que Dios dispuso para nosotros. Estos propósitos son:
1) Amemos a Dios con todo nuestro corazón (adoración)
2) Amar a mi prójimo, como a mí mismo (servicio)
3) Ir y hacer discípulos (es nuestra misión)
4) Formar parte de la familia de Dios (la Iglesia)
5) Tener el carácter de Cristo (Madurez)

¿De qué manera podemos mantener el equilibrio?
A) A través de la Iglesia, evaluando su salud espiritual, registrando sus progresos en un diario personal, y comunicando a otros lo que ha aprendido.
Para mantener la vida equilibrada, esto lo vamos a lograr mediante la comunión y el compartir, sobre estos propósitos, con los hermanos de la iglesia, a través de su grupo familiar o su grupo de amigos.
Aprendemos mejor en comunidad. ¿Qué significa esto para mí, mi familia, mis amigos, la congregación.
Proverbios 27:17 nvi describe: El hierro se afila con hierro y el hombre en el trato con el hombre.
1 tesalonicenses 5:11 nvi Por eso, anímense y edifíquense unos a otros, tal como lo vienen haciendo.
B) Debemos evaluar nuestra vida espiritual, con regularidad. Gálatas 6:4nvi refleja: Cada cual examine su propia conducta; y si tiene algo de qué presumir, que no se compare con nadie.
Para mantener tu salud física necesitaráa exámenes médicos regularmente y para mantener tu salud espiritual necesitas examinar regularmente los cinco signos vitales, como adoración, compañerismo, crecimiento en carácter, ministerio y misión.
C) Escriba en su diario, sus progresos.
Hebreos 2:1nvi dice: Por eso es necesario que prestemos más atención a lo que hemos oído, no sea que perdamos el rumbo, recordaremos lo que registramos.
No solo escribamos las cosas agradables, sino que también registremos nuestras dudas, luchas y temores con Dios.
Salmo56:8nvi: Toma en cuenta mis lamentos; registra mi llanto en tu libro. ¿Acaso no lo tienes anotado?
Los problemas te impulsan a enfocarte en Dios, a acercarte a otros en compañerismo; a construir un carácter como el de Cristo, proveyéndote de un ministerio y dándote un testimonio.
D) Enseñe a otros y de esa manera continuará creciendo y aprendiendo más. Proverbios 11:25 nvi El que es generoso prospera; el que reanima será reanimado.
Mientras más conocimiento tengas de Dios, Él espera que lo uses para ayudar a otros. Santiago4:17nvi Así que comete pecado todo el que sabe hacer el bien y no lo hace.
Hoy en día Dios nos llama a cada uno de nosotros a que vivamos sus propósitos, no importando la edad que tengas, el resto de tu vida puede ser el mejor de tu vida, y usted puede empezar hoy a vivir con propósito.
Vivamos la vida con el debido sentido de responsabilidad, no como aquellos que no conocen el significado de la vida, sino como aquellos que si lo conocen. ¿Con cuál de las cuatro actividades puedo comenzar, para seguir y equilibrar los cinco propósitos de Dios para mi vida?