El desencadenamiento de una serie de eventos políticos y económicos ha permitido el rescate de la cordura y la sensatez en algunos factores políticos partidistas dentro de la MUD, quienes hasta ayer monopolizaban todas las decisiones y acuerdos dentro de esta alianza opositora en el estado Anzoátegui.

La búsqueda de la tan ansiada unidad de propósito mas allá de una simple alianza de partidos, como primer paso para lograr amalgamar a toda la oposición no solo política sino institucional y social, lo evidencia la designación del periodista e independiente:

Antonio Ricóveri; quien a partir de ahora tendrá la misión de lograr aglutinar a todos los factores que hacen vida activa en la sociedad anzoatiguense; delicada tarea que solo las más genuinas muestras de amplitud y respeto lograrían generar la confianza necesaria en una cada vez más exigente base opositora que hoy por hoy, sigue cuestionando la actuación de sus representantes al frente de la MUD sobretodo, en el caso de los encarcelamiento y pase a juicio de muchos opositores por simplemente ejercer el derecho de manifestarse pública y notoriamente frente a un gobierno hambreador, corrupto y opresor.

Le deseamos éxito en esta delicada y exigente misión a este periodista y comunicador social para que logre los objetivos planteados y la plataforma de la MUD recupere la confianza perdida del pueblo opositor por su errática conducción frente a las manifestaciones callejeras que dejaron un lamentable saldo de 43 venezolanos fallecidos, más de 2000 procesados y cerca de 200 presos políticos como lo son Leopoldo López, Gerardo Resplandor, Jeremías Silva y Ronny Navarro, quienes aún esperan por una acción de apoyo más enérgica por parte de la MUD frente a los abusos y arbitrariedades del gobierno y la falta de transparencia y del debido proceso en sus casos judiciales así como el de los alcaldes presos.

Recuperar la confianza es la clave para tratar de reconstruir el tejido social y llamar la atención de un pueblo que se debate entre el descontento popular y la desesperanza que sentimos en cada ciudadano con quien tenemos contacto en la calle, en el mercado, en la farmacia o simplemente cuando conversamos con la familia en los pocos ratos que nos queda después de perseguir los productos de primera necesidad por cada rincón de la geografía nacional y regional.

Julio Marcano. Politólogo y Docente Universitario
@jcmarcano26