Publicidad!

El gobernador del departamento colombiano de La Guajira, Weildler Guerra, denunció el sábado la incursión en ese territorio de miembros de la Guardia Nacional de Venezuela que, además, despojaron de objetos de valor a habitantes de Paraguachón.

“Cerca de veinte guardias en diez motocicletas llegaron hasta el Barrio San Martín (Paraguachón) durante diez minutos”, escribió Guerra en su Twitter, donde precisó que la incursión se produjo hacia el mediodía de este sábado.

En otro mensaje el gobernador detalló que “los guardias venezolanos despojaron de dinero y celulares a varios ciudadanos de Paraguachón”, población que forma parte del municipio de Maicao.

La jornada del sábado, en horas de la tarde, el Comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Venezolana, ViceAlmirante Remigio Ceballos informó que seis personas murieron en enfrentamientos entre el Ejército de Venezuela y un grupo violento en el estado venezolano de Táchira, fronterizo con Colombia.

“Estábamos haciendo escudriñamiento, patrullaje y protección de nuestra frontera de Venezuela. En este patrullaje nos encontramos con un grupo generador de violencia llamado Los Rastrojos. Se suscitó este enfrentamiento dando como resultado seis elementos abatidos”, dijo en declaraciones al canal estatal VTV el mayor general y Comandante del Ejército Jesús Suárez Chourio.

El jefe del Ejército venezolano añadió que, además, fue capturada una ciudadana que está aportando “información valiosa para esclarecer este hecho y llegar a las conexiones aquí en Venezuela de hechos irregulares”.

La banda criminal “Los Rastrojos” surgió en territorio colombiano tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

El general Suárez Chourio explicó que al grupo violento se le encontró municiones y material de intendencia así como “un uniforme del Ejército colombiano con nombres y apellidos”, “jerarquización y grado”.

El Gobierno de Venezuela insiste constantemente en que en su país hay paramilitares colombianos.

Venezuela y Colombia comparten una porosa frontera de 2.219 kilómetros en la que existe una fuerte actividad de contrabando de todo tipo de productos.

Publicidad!