Publicidad!

“Una gran mentira al pueblo anzoatiguense” fue lo que presentó el presidente del Instituto regional de Salud en Anzoátegui, Eduardo Martínez, de acuerdo con la secretaria general del Sindicato de Empleados Públicos del Ministerio de Salud (Sunep-sas), Yaneth Cuibas, al aseverar que las autoridades sanitarias o desconocen la situación real, o no quieren revelar la verdad sobre la epidemia de paludismo.

Cuibas señaló que es falso que en la región se suministre en su totalidad los medicamentos para enfrentar la malaria que según Martínez, llega apenas a tres mil casos importados, mientras que el Colegio de Médicos contabiliza más de siete mil.

La sindicalista refutó las declaraciones de Martínez del pasado lunes, en las que el galeno aseguró que los fármacos están siendo distribuidos en los ambulatorios y centros de diagnóstico integral para ser otorgados a los pacientes conformados con el fin de cumplir el tratamiento completo.

Cuibas manifestó que solo se entregan dosis para cuatro días, cuando según el protocolo debe ser por 14 días, de lo contrario, el virus se fortalece con altos riesgos de complicaciones y propagación a personas sanas a través de agentes transmisores
Agregó que las cuentas de Martínez también evidencian que no hay medicinas para todos los pacientes, puesto que él manifestó que hasta el domingo, habían sido beneficiadas 300 personas y 500 se mantenían en espera, por lo cual, al menos 6.200 personas no tienen garantía de recibir tratamiento.

Criticó también que sea después de siete mil casos que las autoridades hayan optado por dotar de medicinas a la red de salud primaria, cuando desde el primer caso confirmado se debió hacer para evitar llegar a la epidemia que hoy atraviesa la entidad.

Desmintió además que se estén ejecutando jornadas de fumigación y abatización, porque la dirección de salud ambiental de la región, apenas cuenta con un vehículo para la campaña y se encuentra dañado.

Foto de Y. Gonzalez
Yosemarys González

[email protected]
Deltana de nacimiento, en Tucupita, al extremo sur de Venezuela, donde nace el Orinoco. Formada en la Universidad Santa María, núcleo Oriente. Defensora de la verdad, irreverente, rebelde con causa y siempre dispuesta a aportar para construir un mejor país. Trabajó en radio y tiene tres años informando a los anzoatiguenses.

Publicidad!