A la larga lista de problemas estructurales y de servicios que exhibe desde hace meses el mercado municipal de Anaco, numerosos visitantes de este recinto también añaden la venta ilegal de licor en varios puestos, así como la presencia de individuos en avanzado estado de ebriedad y en actitud hostil.

Los afectados destacaron que este fenómeno se registra en algunos expendios de comida rápida ubicados en las inmediaciones del galpón destinado a las frutas y verduras, lugar donde de miércoles a domingo puede observase una gran cantidad de personas ingiriendo bebidas alcohólicas.

“Semejante práctica viola de manera drástica las regulaciones internas de este mercado, en las cuales se prohíbe el suministro y consumo de este tipo de productos”, señaló molesto una comerciante de hortalizas que prefirió no identificarse.

“Los sujetos que se emborrachan en estos sitios tienen una conducta violenta entre ellos mismos o contra otros clientes, lo que ha generado una baja sustancial de visitantes”, destacó la informante.

La dama agregó que “para colmo de males, los consumidores de alcohol suelen usar pasillos e incluso algunos locales abandonados como baños públicos, generando con ello malos olores y un densa proliferación de insectos”.

Medidas correctivas
José Gil, director del principal centro de acopio anaquense, destacó a su vez que “con apoyo de la Policía Municipal se están planificando varios operativos para detectar los expendios de alcohol dentro del mercado”.

Carlos Pirela
carlos.pirela@elnorte.com.ve