Residentes del barrio Razetti I de Barcelona cerraron parcialmente un canal de la avenida Argimiro Gabaldón la tarde de ayer, en protesta por presuntas irregularidades en con los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (Clap).

De acuerdo al testimonio de los moradores de la localidad barcelonesa, el plan de entrega de alimentos es irregular en el referido sector, además de que consideran que cobran “de más”, en comparación a zonas aledañas.

El ama de casa Lisbeth Buesaquillo comentó que la última vez que recibieron las bolsas del Clap fue hace dos meses, y que les trajo un paquete de harina de maíz precocido, un kilo de detergente en polvo, un litro de aceite y un litro de leche líquida.

“Por estos cuatro artículos nos cobraron Bs. 3 mil, y no todos son esenciales, además de que no duran todo el mes que se supone que nos duren. Yo recibo quimioterapias y me toca hacer cola para poder comprar comida”, expresó Buesaquillo.

Señaló que en el sector Barrio Universitario han vendido bolsas hasta con pollo por apenas Bs. 1.800, por lo que pidió que se revise la gestión del consejo comunal Luis Razetti I.

El señor Andrés Lárez denunció que les avisan que las bolsas llegan un día antes, y que como no todos tienen el efectivo para comprar, igual las traen y el excedente “desaparece”.

En nombre de la comundidad pidieron que tanto la Gobernación del estado como los dirigentes a cargo de la Misión Abastecimiento revisen qué sucede en este sector barcelonés.

“Todos tenemos derecho a comer todos los días. Ya basta del chanchullo que tienen en el barrio”, sentenció Lárez.

Paúl Rivas González
[email protected]