El presidente de Covinea, Simón Raveli, planteó a principios de año que pese a la inflación la ejecución de obras se mantendría


Tres factores han jugado en contra de la ejecución de obras este año. A pesar de los esfuerzos que ha realizado el Gobierno regional por innovar en nuevas construcciones, la opinión del Colegio de Ingenieros (Cianz) con respecto a esto es muy clara, los intentos han sido deficientes.
El directivo del Cianz, ingeniero Jesús Guaita, manifestó que la escasez de materiales ha sido el primer punto en contra. Aseguró que la crisis económica ha golpeado ferozmente el sector construcción, tanto así que el promedio de obras ejecutadas entre los años (1994-1998) que eran un aproximado de 500, actualmente no superan las 150.
El directivo recalcó que la Gobernación se maneja a través de la Corporación de Vialidad e Infraestructura del estado Anzoátegui (Covinea) y La Secretaría de la Vivienda del Gobierno del estado Anzoátegui (Sevigea), de los cuales Guaita emitió un juicio particular, “el Ejecutivo regional ha fallado pues el estado no puede ser empresario ni constructor”, citó.
La falta de conocimiento, según explicó el ingeniero también ha sido un factor determinante. La pocas obras que ha realizado el Estado, remarcó ha sido contraviniendo el orden lógico contenido en la ley del ejercicio de la ingeniería cuyo artículo 12 reza que “nadie puede hacer las funciones más allá de las que le confiere su título”.
El funcionario recriminó como ahora el Gobierno tiene como constructores tanto a ingenieros agrónomos, industriales y de pesca, “las pocas obras que se hacen quedan de deficiente calidad por el desconocimiento en la materia que existe”, argumentó.
Aunado a estas dos fallas se suma una tercera y es la falta de planificación. Guaita refirió que “el Ejecutivo hace obras por hacer, lo que ocasiona el caos”. Destacó que todo proceso tiene que partir de una planificación y aun cuando desde el Cianz le ha ofrecido la ayuda desinteresada a través del centro de Ingenieros del estado Anzoátegui, nunca han sido tomados en cuenta.

Uno de los ejemplos que trajo a colación el especialista fue la construcción del Distribuidor Fabricio Ojeda en Lechería, asegurando que es el único en el mundo que termina en un semáforo, “la pila que soportaba ese distribuidor era el muro que fue demolido y que en un principio iba a culminar casi al frente de Mcdonalds”, explicó.

“Cumplimos con la meta”
En contraste, el Gobernador del estado Anzoátegui, Nelson Moreno, precisó que el 80% de los proyectos que presentaron ante el Ejecutivo nacional a inicios de año han sido ejecutados en su totalidad. Aseguró que esto ubica al estado entre uno de los de mejor rendimiento, “ya cumplimos la meta que nos colocaron y esperamos doblar dicha meta”, citó.

Contabilizó que durante el 2016 fueron invertidos más de Bs. 2.400 millones tanto en obras sociales como de infraestructura, a través del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI).

Destacó que la adquisición de capital semilla y alimentos que se distribuyeron a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) superó los 700 millones de bolívares.

Moreno hizo referencia al presupuesto dispuesto para la ejecución de obras el próximo año. Indicó que la cifra asciende a los Bs. 9.100 millones de bolívares.

Trabajo continúo
En enero del año en curso, el presidente de Covinea, Simón Ravelly, emitió unas declaraciones donde aseguró que a pesar de a los índices de inflación de tres cifras y la acentuación de la emergencia económica de la que había hecho eco el presidente de la república, Nicolás Maduro, la ejecución e inversión en obras se mantendría.

Para ese momento el directivo sostuvo que en el 2015 se evaluó el comportamiento de los precios, lo que les permitió establecer un presupuesto holgado en prevención de que los costos variasen.

En respuesta a la caída del sector construcción entre 70 y 95%, Raveli habría destacado que durante los primeros meses del año siempre hay una recesión en este ámbito originada por la paralización de mantenimiento de las empresas de cemento y cabilla durante diciembre.

Espera que durante la semana entrante la producción en las empresas se normalice.
Raveli recordó que gracias a que tenían material guardado desde el año pasado, las obras públicas no se han detenido.

El presidente del Sindicato Único de Trabajadores y Profesionales de la Construcción, Vialidad, Conexos y Similares de Anzoátegui (Suopicvcsea), José Hurtado, expresó que las construcciones están paralizadas en un 98%. Indicó que el problema no está en la falta de materiales sino en incremente desmedido de los mismos, específicamente del cemento y la cabilla, cuyos precios se dispararon más de un 500%.

Para el 2017

Rehabilitación del Teatro Cajigal de Barcelona. (Bs. 50 millones)

Construcción de tres muelles
turísticos en el municipio Guanta.
( Bs. 22.5 millones).

Mercado de Los Boqueticos.
(Bs. 50 millones).

Construcción del liceo Cajigal. (Bs. 150 millones)

 

Zorymar Medina
[email protected]