El comandante del Destacamento 523 en San Tomé de El Tigre y otros dos funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana fueron destituidos por presuntamente extorsionar a empresarios de la zona sur del estado Anzoátegui.

El Tribunal de Control Primero del Circuito Judicial Penal, bajo la tutela de la abogada Lilian Pérez, pidió la aprehensión del teniente coronel Luis Romero, un teniente de apellido Álvarez y un sargento segundo de quien no se tiene la identificación, luego de que fueran denunciados por el delito.
Sin embargo, el Grupo Antiextorsión y Secuestro (Gaes) y Contra-Inteligencia Militar solo lograron privar de libertad a Romero y al sargento segundo. Mientras que a Álvarez no lo encontraron en la zona.

Presuntamente, el miliciano estaba de permiso en Nueva Esparta mientras resolvía un problema familiar.

Trascendió que su abogado se comprometió a que su defendido se presentaría ante la justicia el próximo lunes.

Sobre los dos guardias ya encarcelados, serán presentados este fin de semana delante del Tribunal de Control Tercero, donde solo procesan casos relacionados con la milicia.

Por ahora, los hombres permanecen recluidos en la sede del Gaes en El Tigre.

Trascendió que el comandante del Destacamento 523 de El Tigre tenía casi dos años liderando el punto de control de la zona sur.

Aún se mantienen abiertas las investigaciones para esclarecer las responsabilidades individuales de los tres acusados por extorsión.

Katherine Carrizales
[email protected]