Publicidad!

“Lo tengo en mi cuarto y todos los días le pido a la virgen por Venezuela, porque todo esté bien y por mi familia”, cuenta Emilyn Quijada al referirse al rosario que se llevó al emigrar


Emigrar a otro país dejando atrás sus afectos, costumbres y cultura no es tarea fácil. En los últimos tres años, son innumerables los venezolanos que han partido de su terruño en busca de nuevos horizontes y de una mejor calidad de vida.

En el oriente de Venezuela, son muchos los profesionales y jóvenes que se han despedido de sus familias pero siempre apegados a la devoción y al amor por la Virgen del Valle.

El fervor por la Patrona de los orientales, va más allá de llevar su imagen en una maleta, medalla o algo que le permita tenerla presente.

Y de eso dan testimonio los esposos Mary Ann Brito y Héctor Cordero, creyentes orientales que emigraron el 19 de enero de este año, a Houston (Estados Unidos).

“Me traje a la Virgen del Valle en una estampita en la cartera el día que me vine para acá, porque creo en ella y siempre me ha cumplido lo que le he pedido. Al poco tiempo mi mamá que vive en Margarita nos mandó y justamente llegó el día de mi cumpleaños”, contó Héctor por un mensaje de voz.

virgen del valleEl relato lo continúo Mary Ann Del Valle, quien explicó que cuando viajaron no pudieron llevarse una imagen y decidieron llevarse una estampita que conservan en sus carteras y ella, adicional se llevó varios accesorios que usa a diario.

“Ahora que tenemos la imagen en la entrada de la casa, donde le hicimos un pequeño altar donde siempre trato que tenga flores y una vela encendida y siempre estamos pidiéndole por todos, porque es una manera de tener cerca a los nuestros a través de ella”, dijo Mary Ann, al recordar que en honor a la Virgen se casó en la iglesia que lleva su nombre en El Tigre.

Su apego a la patrona de oriente, es tal que los motiva a contar su testimonio a otros hispanos para que la conozcan y sepan su devoción por ella.

Bajo ese argumento, Eylyn Quijada, quién el 9 marzo de 2014 se despidió de sus padres y hermanas en el aeropuerto internacional Simón Bolívar en

Maiquetía, para residenciarse en Edmontón Canadá, rinde honor a la protectora de los pescadores.

Quijada nacida en Anaco Anzoátegui, pero criada en El Tigre, vivió 10 años en la Isla de Margarita, lugar donde arraigó aún más su devoción por la Virgen del Valle, a quien siempre visitaba en el Santuario Mariano, para venerarla.

“A la virgen tengo que agradecerle mucho porque sé que intercedió por mí, para que me dieran la visa que durante dos años esperé, a pesar que desde el 2011 me casé con mi esposo que es canadiense y comenzamos los trámites. Por eso ella, llegó primero que yo a Canadá y hoy en día tiene un lugar especial en mi hogar”.

virgen del valleQuijada contó que en uno de los viajes que hizo su esposo se llevó una imagen de yeso y le pidió que siempre le colocara flores azules.

Cuando finalmente ella, pudo viajar se llevó dos imágenes más de vallita, uno en material MDF y acrílico y otra tallada en piedra por un artesano a quien le compró la pieza en las afueras del santuario.

“Ambas imágenes están en mi casa en un lugar especial, hice un altar donde además está el Divino Niño y cuando me visitan siempre le hablo de mi virgencita y de lo grande que es”.

Ese mismo fervor que siente Eylyn, acompaña a su hermana menor Emilyn Quijada, quien en octubre de 2016, también se despidió de sus padres para irse a Colombia junto a su novio en busca de un mejor futuro.

“Como viaje por tierra me llevé el equipaje necesario, pero la Virgen del Valle siempre me acompaña, por eso me traje un rosario de la Virgen elaborado en masa flexible que me regaló mi hermana y cuando me levanto y antes de acostarme rezo con el rosario en mano”.

El rosario volvió a viajar con Emilyn, quien ahora vive en Lima Perú. “Lo tengo en mi cuarto y todos los días le pido a la virgen por Venezuela, porque todo esté bien y por mi familia”, contó.

virgen del valleCon la fe puesta en la Virgen Del Valle, y con la ilusión de verla entramada frente al mar se va la mayoría de los orientales que solo desean el bienestar de su país y de su familia.

Fervor

El fervor por la Patrona de los orientales, va más allá de llevar su imagen en una maleta, medalla o algo que le permita tenerla presente. Los devotos a la Virgen del Valle aseguran que celebraran el día de hoy la fecha, pues además de agradecerle favores concedidos le piden bienestar y unión para Venezuela.

Foto de M. Marcano
Marinelid Marcano

[email protected]
Tiene 12 años en el ejercicio del periodismo lo que le ha permitido pasearse por cada una de las fuentes periodísticas en las que ha aprendido y proyectado vivencias, alegrías y necesidades de un particular, grupo o comunidad. Mantener informado y actualizado al lector con veracidad y precisión son el motivo principal de su redacción diaria.

Publicidad!