Goles de Arturo Mina, Miller Bolaños y Enner Valencia en un terrible complemento le propinó a la selección de Venezuela una dura caída 3-0 en su visita a Ecuador en la fecha 12 del premundial


La fórmula ofensiva meridional, integrada por Renato Ibarra, Enner Valencia y Miller Bolaños, estuvo imparable ayer durante el complemento para la selección de Venezuela y sucumbió 3-0 ante Ecuador en Quito, para regresar al sótano de las posiciones en la Eliminatoria Suramericana al Mundial de Rusia 2018.

En los pies de Ibarra nacieron los primeros dos tantos y asistió el último del festín que se dieron los ecuatorianos, en un segundo tiempo para el olvido de los venezolanos en el estadio Atahualpa. Mientras que Valencia y Bolaños brillaron con gol y asistencia, cada uno.

Renato Ibarra (14’) y Tomás Rincón (19’) se dividieron los únicos disparos al arco en el comienzo del partido en la capital meridional.

La Vinotinto, que ofreció lo mejor de su desempeño durante la primera parte, se fue al intermedio con la pizarra inmaculada y era apenas el segundo encuentro sin ceder goles al descanso en sus siete visitas a territorio ecuatoriano en premundial. La anterior ocasión había sido en la victoria de 2007, con el tanto de tiro libre de José Manuel Rey.

Pero ese tridente en ataque, que escoltó al delantero Felipe Caicedo en un planteamiento 4-5-1 con Jefferson Orejuela y Christian Noboa en contención, cambió el guión a los 51 minutos. Renato Ibarra lanzó un pase filtrado al área a Enner Valencia, quien desbordó y elevó un centro al segundo palo para que apareciera Arturo Mina con potencia y cabeceara a la red, tras superar a la línea defensiva venezolana.

Con el marcador adverso, el seleccionador Rafael Dudamel refrescó su ofensiva, pero se olvidó de la zaga, con el ingreso de Christian Santos y Yefferson Soteldo.

Caicedo estuvo cerca de aumentar la ventaja meridional en la fracción 53, con un zurdazo de media distancia. Luis “Cariaco” González, quien reemplazó al lesionado Jacobo Koufatty, generó el segundo tiro al arco que tuvo Venezuela en Quito, pero su potente intento fue retenido por el arquero Dreer al minuto 54.

Valencia desbordó por la banda izquierda a los 65 minutos y disparó, pero el portero Dani Hernández rechazó el peligro, como en las cuatro paradas que realizó ante los siete intentos al arco que generaron los anfitriones (dos goles de jugada y un balón al poste, también de Valencia).

El paso constante de los meridionales obligó a Dudamel a pasar a Mikel Villanueva al lateral izquierdo, mientras que Rubert Quijada se movió al centro de la zaga.

Hernández se volvió a lucir en la fracción 70 al detener el remate potente de Renato Ibarra, tars recibir solo en el borde del área un pase raso de Walter Ayoví en una falta.

Juan Carlos Paredes elevó un centro que Miller Bolaños conectó de cabeza, pero ligeramente desviado y se perdió el tanto a los 79 minutos.

La fórmula ecuatoriana reapareció en la fracción 83, cuando Ibarra abrió a la banda a Valencia, quien centró al segundo poste en el que apareció Bolaños para desviar la pelota con su pie derecho.

El golpe de gracia llegó tres minutos más tarde (86’), cuando Renzo Zambrano perdió la esférica en ataque. Ibarra recuperó y pasó a Bolaños, quien en una trenza ante el solitario defensor criollo (Oswaldo Vizcarrondo) cambió de banda y regresó a Ibarra, quien habilitó en el área a un solitario Valencia para definir de zurda ante la salida de Dani Hernández y sellar el rápido retorno de la Vinotinto al sótano de la tabla.

Eduardo Ceccato García
[email protected]