Publicidad!

El conflicto político en Venezuela entre Gobierno y oposición tiene ahora una nueva oportunidad para entablar el diálogo y lograr un acuerdo que suavice las tensiones internas en momentos de crisis.
Este trance, tanto económico como político, ha disparado el descontento entre los ciudadanos, de acuerdo a figuras internacionales, como el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, quien desde la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) es avalado para invitar al diálogo.

Así como por Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien ante la petición de la opositora Asamblea Nacional accedió a presentar a la opinión internacional un informe en el que -además- indicó que el diálogo entre los venezolano debería estar condicionado por acciones provenientes del Gobierno.

El pasado 27 de mayo, los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y delegados internacionales sostuvieron un primer encuentro en República Dominicana, que más que dar avances sirvió para que la oposición presentara condiciones al Gobierno para que demuestre si está si está dispuesto a buscar la paz.

El dirigente de la MUD, Jesús Torrealba, destacó que para lograr el diálogo son “necesarios cinco puntos”: la activación del referendo revocatorio, la liberación de los presos políticos, el respeto a la Constitución en cuanto a la separación de los Poderes Públicos, respeto a la legitimidad de la Asamblea Nacional y el reconocimiento de la crisis humanitaria nacional.

El representante del Poder ejecutivo, Nicolás Maduro, ha reiterado la necesidad de entablar un diálogo, pero ha manifestado que las peticiones de la unidad democrática representan ataques desestabilizadores.

Para Venezuela y el mundo queda esperar si el diálogo convocado entre los representantes de los dos principales poderes del Estado, Ejecutivo y Legislativo, logra concretarse para buscar una salida a la crisis nacional.

Es el tercer intento de diálologo en 15 años: el primero, la llamada Mesa de Negociación y Acuerdos en 2002, en el que se logró el acuerdo para el Revocatorio 2004 y el segundo fue en abril de 2014, tras las protestas de febrero, cuando Maduro recibió a representantes de la oposición a Miraflores, pero las múltiples intervenciones no dieron resultados.

En Anzoátegui, militantes de ambos bandos políticos defienden el criterio de sus representantes.

“Debe haber diálogo por el pueblo, pero sin chantajes”. Níger Barroyeta, Director de política internacional Psuv

niguer vallorretaPara el director de política internacional del Partido Socialista Unido de Venezuela en Anzoátegui (Psuv), Níger Barroyeta, el presidente Nicolás Maduro ha sido insistente en buscar la paz en el país a través del diálogo como vía para solucionar la crisis nacional.

Aseveró que debe existir la voluntad de los representantes de la oposición, puesto que aunque gran parte de los venezolanos que aún militan en la Mesa de la Unidad Democrática apoyan el diálogo, el presidente de la Asamblea Nacional sigue buscando la confrontación entre los ciudadanos.

Insistió que Venezuela debería seguir el ejemplo de Colombia, tras más de 50 años de conflicto armado.

Sobre las condiciones que ha dado el presidente del Parlamento Nacional, Henry Ramos Allup, para que las conversaciones se den en la AN y no en República Dominicana, como plantea el Ejecutivo, Barroyeta manifestó que el diálogo debe ser sin chantajes y sin condiciones, y consideró que por esta actitud el único que paga las consecuencias es el pueblo.

“El Gobierno intenta anestesiar al pueblo con sus jugadas”. Omar González Moreno, diputado a la Asamblea Nacional

omar gonzalez

El diputado a la Asamblea Nacional (AN), Omar González Moreno, aseveró que el llamado al diálogo por parte del representante del Ejecutivo nacional, no es más que una jugada desesperada por intentar anestesiar las demandas de cambio del pueblo venezolano.

El parlamentario sostuvo que este diálogo es el mismo que ha convocado el Gobierno cuando está en dificultades, tal como ocurrió en 2002, cuando el entonces secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), César Gaviria, estuvo por meses intentando la paz y no se logró, según González.

Recordó que la situación se repitió a inicios de 2014, cuando convocó a todos los factores, pero días después inició las amenazas contra la oposición.

González aseveró que desde la oposición están dispuestos al diálogo como representantes de la población, solo si existe la voluntad del Gobierno de acceder a condiciones como el respeto a la Asamblea Nacional, a la Constitución en cuanto a la separación de poderes, a la celebración de Referendo y a la liberación de los presos políticos.

“MUD debe aceptar el diálogo sin condicionamiento”. Juan Aquías, abogado

juan aquias cuatro visionesPara el abogado Juan Aquías, el diálogo entre el Gobierno nacional y la oposición puede resultar el comienzo para frenar la situación tan difícil que atraviesa el país.

“Los representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), votaron a favor del diálogo en el país, yo creo que esa es una señal para frenar la crisis económica que enfrentamos actualmente”, enfatizó.

Destacó que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), encabezada por el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos Allup, debe aceptar la petición del mandatario Nicolás Maduro sin ningún tipo de condiciones.

“No deben poner condiciones para sentarse a conversar, pero ellos solamente están pendientes de sus beneficios personales y no les preocupa la situación que atraviesa el pueblo”, señaló.

Acotó que se debería seguir el ejemplo del gobierno colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), que ya están a punto de firmar el acuerdo de paz para beneficio de toda su gente.

“El diálogo es la mejor vía para buscar soluciones”. Yoccys Velásquez, comerciante

yotsy velasquez cuatro vision (1)“Sí hace falta un diálogo, y si va a ser para positivo mucho mejor”, citó la comerciante Yoccys Velásquez, en relación a la petición realizada por el presidente, Nicolás Maduro.

La mujer refirió que lo importante es que se logre una estabilidad de la economía en el país, pues actualmente los venezolanos están sumergidos en pura miseria.

“La gente está pasando hambre, vas a todos lados y es una cola y cuando por fin llegas cerca a la entrada de un comercio se acaban los productos y solo dejan tiempo perdido, hace falta igualdad para todos”, dijo.

Según explicó, es importante que tanto oficialismo como oposición se sienten a debatir, pero de forma sincera todas las propuestas que llevan engavetadas hace tantos años.

“Alguno de los dos debe dar su brazo a torcer, no se trata de ellos, se trata del pueblo que la está pasando mal, y mientras más mal la pasa menos soluciones hay, o es que acaso no se dan cuenta”, replicó.

Velásquez refirió que aún mantiene sus esperanzas en Venezuela.

González/Fernández/Medina
[email protected]

Redacción El Norte
Publicidad!