Publicidad!

A la escasez de insumos, material médico-quirúrgico y mantenimiento en el hospital Luis Ortega, se le suma un nuevo elemento que termina por restringir aún más la atención que reciben los pacientes en el principal centro asistencial de la entidad, y la migración frecuente de especialistas, dejando los cargos vacantes en su gran mayoría.

Enrique Ernández, vicepresidente de la Sociedad de Médicos Especialistas del hospital central de Porlamar, explicó que en ese hospital imparten cursos de post grado, pero por no contar con especialistas que impartan la formación académica de calidad y cantidad, existen problemas que pudieran conllevar a tomar la decisión de cerrar el post grado de medicina interna.

Ratificó que la diáspora del capital humano calificado por motivos migratorios, en busca de condiciones dignas de trabajo y mejoras en su calidad de vida, está cambiando la rutina no solamente en los pacientes, sino también en los profesionales que prefieren quedarse.

Insistió en que ese centro hospitalario actualmente tiene problemas de importancia capital, para prestar un servicio de calidad como merecen los neoespartanos, situación que se agrava por falta de especialistas.

Aseveró que la situación actual del hospital Luis Ortega al mes de diciembre, es quizás la más caótica por la que ha atravesado ese sanatorio en su historia, con problemas en su capital humano, recursos y materiales médico quirúrgicos, funcionamiento de áreas prioritarias, mantenimiento y saneamiento de las mismas, de formación y capacitación, entre otras deficiencias.

Consideró importante insistir en las enormes deficiencias en cuanto a medicamentos, con un déficit superior al 90% entre los que destacó antibióticos, fámacos para patologías inmunológicas, drogas anestésicas, para tratamiento de pacientes con HIV, hepatitis, oncológicos y para el tratamiento y mantenimiento en el área nutricional, sobre todo fórmulas lácteas.

Áreas más afectadas

El vicepresidente de la Sociedad de Médicos Especialistas del hospital Luis Ortega, indicó que en la actualidad ese centro asistencial tiene problemas serios de deficiencias del personal, destacando la ausencia de médicos residentes de post grado y asistenciales, con más impacto en las áreas de medicina interna, traumatología, cirugía y subespecialidades.

También existe déficit de especialistas, y destacó la ausencia total de urólogos, la presencia de un solo neurocirujano que no puede ejecutar muchos de los procedimientos quirúrgicos por la necesidad de ayuda calificada.

Además faltan cirujanos cardiovasculares, oftalmólogos, otorrinolaringólogos, nefrólogos, internistas y otros subespecialistas, como neumonólogos, hematólogos, infectólogos, endocrinólogos, fisiatras, intensivistas, cardiólogos, gastroenterólogos y radiólogos.

Confirmó que además existen deficiencias de recursos humanos en las áreas de enfermería y personal técnico.

Ernández destacó igualmente, que el banco de sangre, además del déficit de recursos humanos, no cuenta con reactivos para la preparación de los hemoderivados, situación que se agrava por los problemas en el mantenimiento de equipos médicos, ausencia de una unidad adecuada para la preparación del tratamiento para los pacientes hemato-oncológicos e insumos para procedimientos.

Reveló que el laboratorio: que no cuenta con los recursos para realizar la mayoría de los exámenes más básicos y elementales, lo que obliga a todos los pacientes que se hospitalizan allí, a tener que realizar las pruebas en laboratorios privados cercanos al hospital.

En lo que respecta al área de radiología, detalló que esa unidad funciona sin médicos radiólogos que informen los estudios, teniendo que ser interpretados los mismos, por personal o médicos sin la formación necesaria para tal fin, además de no contar con el material para la impresión, ni medios de contraste que son de capital importancia para su realización.

Sobre la unidad de nefrología, detalló que además del déficit en recursos humanos, no cuenta con el material médico quirúrgico suficiente para su óptimo funcionamiento cómo catéteres de diálisis, personal para su inserción, antibióticos, y fallas en al menos tres máquinas de diálisis.

Quirófanos del HLO en malas condiciones

Enrique Ernández, vicepresidente de la Sociedad de Médicos Especialistas del hospital Luis Ortega, denunció además que los quirófanos constituyen una de las áreas con mayores problemas en ese centro asistencial lo que no se justifica, por ser el único en el estado para resolver los casos de patologías de importancia en el área pública.

Precisó que actualmente solamente cuenta con un quirófano de ginecología y obstetricia y que actualmente no funciona, pero además solo tiene uno de emergencia donde se realizan cirugías limpias, limpias contaminadas, contaminadas y sucias o infectadas, manteniéndose casi constantemente en condiciones no aptas desde el punto de vista infeccioso.

Tampoco disponen del material adecuado para esterilizar el área, mientras que el único pabellón para las intervenciones electivas, al igual que los dos anteriores presenta un déficit importante de material médico quirúrgico, como suturas, drenes, bisturí, sondas, guantes, cepillos quirúrgicos, drogas anestésicas, instrumental quirúrgico, entre otros insumos.

Redacción El Norte
Publicidad!