Más de 200 panaderos artesanales de la región se reunieron con la coordinadora en el estado de los comités locales de abastecimiento y producción (Clap), Ingrid Cortés, para discutir las estrategias a través de las cuales distribuirán 1.892 sacos de harina de trigo que arribarán el 18 de octubre, para estabilizar el precio del pan.

“Desde el punto logístico queremos señalar dónde deben estar ubicadas las panaderías artesanales que funcionan en la región”.

Según Cortés, todo se está realizando democráticamente y “para darle mayor poder al pueblo y, así articularlos con los sectores más sentidos de nuestra sociedad, como son los panaderos artesanales”.

La legisladora indicó que se han discutido los precios, los cuales sean accesibles a los ciudadanos de menor poder adquisitivo, en sectores populares, que es donde se ubican estos emprendedores.

El representante de los panaderos artesanales, Luis Rodríguez, manifestó que están dispuestos a trabajar los 365 días del año para satisfacer las necesidades de la población. “La idea es obligar a las grandes panaderías a bajar el precio del pan”.

Yosemarys González
yosemarys.gonzalez@elnorte.com.ve