Los cuerpos de Franklin Rosales Sánchez (25) y Robert Antonio López (47) fueron hallados con múltiples impactos de bala la madrugada de este sábado en un matorral del sector Naricual, zona rural de Barcelona.

Según información extraoficial, los hombres, quienes eran primos, se encontraban ingiriendo licor en las adyacencias de una cancha de la localidad, cuando aparentemente fueron interceptados por sujetos desconocidos que se bajaron de un vehículo.

El homicidio fue perpetrado a eso de la 1:30 am y fueron los residentes de la localidad barcelonesa quienes informaron a los cuerpos de seguridad del estado para que llegaran al lugar y levantaran los cadáveres.

Un pariente de los occisos, quien se identificó como Onaldo López (hermano del mayor de los infortunados y primo del otro) dijo que a ellos les avisaron del suceso a eso de las 5: 00 am de ayer.

López precisó que Robert Antonio estaba en el sector Mayorquín I visitando a una hermana, por lo que también se encontró con Rosales Sánchez, para posteriormente reunirse para tomarse algunos tragos.

El hombre pidió justicia por la muerte de sus seres queridos y exigió que se abra una investigación para saber por qué fueron asesinados, al tiempo que se ponga tras las rejas a los responsables del delito.

Versión oficial

Y aunque la duda sobre la muerte de Robert Antonio López y Franklin Rosales Sánchez carcome a sus familiares, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) subdelegación Barcelona, parece tener una hipótesis sobre el hecho.

De forma extraoficial se habló de que el mayor de los dos occisos (Robert Antonio) tiene cuatro registros ante este cuerpo policial, entre ellos por abigeato, lesiones y hurto.

Asimismo, se descartó la versión del familiar de ambos que señala que estos se encontraban ingiriendo alcohol porque en el lugar del crimen no se encontraron botellas de aguardiente.

Los “sabuesos” del cuerpo detectivesco presumen que ambos sujetos estaban involucrados en hechos delictivos y que estaban en ese lugar a esa hora planeando alguna acción hamponil.

Se habló de que López estaba recién mudado a la zona, por lo que posiblemente huía de algunos enemigos, quienes lo encontraron y lo acribillaron en compañía del primo, de quien no se sabe si tiene registros criminales.

Dadas las circunstancias del crimen, una de las hipótesis que mayor cobra fuerza es el ajuste de cuentas, sin embargo, desde el Cicpc siguen investigando y no descartan que se trate de otro motivo, según expresaron efectivos ligados a la investigacion de este hecho.

Paúl Rivas González
[email protected]