El canciller de Ecuador Guillaume Long dijo que Julian Assange presenta “un deterioro notable de su salud física”.

Long, aseguró este viernes que su país podría quitar el asilo político al fundador de Wikileaks, Julian Assange, solo si cuenta con las garantías suficientes de que no será extraditado a un tercer país.

“Pedimos garantías bajo el Principio de Especialidad que dice que si se extradita a alguien a otro país será por los cargos por los que ha sido extraditado, no pueden en medio vuelo aparecer nuevos cargos”, señaló Long durante una conferencia de prensa con medios internacionales.

“La propia defensa de Assange lo ha dicho que él está dispuesto a ir a Suecia, el miedo no es ese, sino ser extraditado a un tercer país”, agregó el portavoz ecuatoriano.

Por su parte, Assange sostiene que de ser extraditado correría riesgo de que Suecia lo entregue a Estados Unidos, que podría juzgarlo por haber revelado documentos secretos del Gobierno de ese país.

Redacción