Publicidad!

El infielder quiere mejorar su ofensiva y escuchar consejos de los más experimentados de Caribes de Anzoátegui

El segunda base, Ehire Adrianza, quiere una buena compenetración con el infielder. R. Aguilar
El segunda base, Ehire Adrianza, quiere una buena compenetración con el infielder. R. Aguilar

El grandeliga de Gigantes de San Francisco, Ehire Adrianza, se unió el martes a Caribes de Anzoátegui, completando la incorporación de los jugadores que llegaron por cambio.

El segunda base, después de disputar cuatro temporadas con Tiburones de La Guaira y con la recién ganada Serie Mundial con el equipo de la bahía, llegó a la Tribu para reforzar el infield indígena.

“Agradecido con la directiva de Caribes por tomarme en cuenta en ese cambio, de verdad que estaba ansioso por incorporarme al equipo, estar en la Serie Mundial no me permitió reportarme temprano”, comentó Adrianza.

“Hay un ambiente increíble. Todo el mundo alegre obviamente porque estamos de primeros y espero que esa química continúe y llevarla a la postemporada, estoy seguro que vamos a llegar ahí”.

El jugador 25 años que viene de jugar 53 encuentros con Gigantes, en los que conectó 23 imparables, anotó 10 carreras e impulso cinco, debutó el martes en la segunda base de Caribes.

“El equipo está bien compenetrado, se están haciendo las cosas como deben hacerse y vengo acá a aportar mi granito de arena. No vengo a pedir un puesto para ser titular todos los días, simplemente cuando el manager me dé la oportunidad de jugar daré al cien por ciento”, indicó el grandeliga.

Quiere aprovechar
Adrianza está enfocado en tener una buena actuación con la Tribu, que le permita llegar a tope a los entrenamientos primaverales con San Francisco, a pesar de su organización no le exigió trabajar en aspectos especificos.

“Vengo a trabajar, a conseguir la mayor cantidad de turnos posibles, ya que estuve mucho tiempo lesionado y quiero trabajar más que todo mi ofensiva que es mi punto un poquito débil y eso es lo que me va a mantener en Grandes Ligas”.

El camarero mirandino sufrió una torcedura de tendón de la corva de la pierna derecha, por lo que quiere aprovechar la temporada en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (Lvbp).

“Jugué un par de juegos con la paralela antes de incorporarme y me siento bastante bien de mi lesión en la pierna, estoy al cien por ciento para ayudar al equipo a ganar. Vengo sin limitaciones y voy a jugar hasta donde el equipo llegue”, aseguró.

“Aún no me he unido a ninguno de los muchachos. Quiero escuchar consejo de Tomás Pérez, José Castillo y Oscar Salazar, son jugadores de experiencia y con muchas cosas por aprender”, añadió el segunda base de la novena aborigen.

Una nueva camisa
Adrianza que en su primer juego bateó de 4-1 con una carrera anotada, la campaña pasada dejó un average de .179 con cinco incogibles, cuatro registradas y una impulsada en 28 turnos al bate, con el conjunto guairista.

“Omar (López) me dio la bienvenida al equipo y me pidió que me compenetrara, ya que hay una buena química, que no tuviera miedo a preguntar, que no esté aislado”, dijo el camarero en referencia a su primera conversanción con el manager de la Tribu Oriental.

Luis Ignacio Jiménez/ECS
[email protected]

Publicidad!