Publicidad!

La imaginación de los jóvenes anzoatiguenses cada vez es mayor, en esta oportunidad las libretas personalizadas están dando de qué hablar


Con apenas 19 años de edad, Karen Sandoval comenzó junto a su novio Diomar González, un negocio diferente que le ayuda a costearse algunos gastos de la universidad, pues actualmente cursa tercer año de odontología y además puede reunir algo de dinero junto a su pareja, se trata de Libretas Colibrí donde puedes encontrar lo que buscas con tu toque personal.

Apoyo

La familia ha jugado un papel muy importante a la hora de emprender esta aventura, pues el padre de Karen es dueño de una litografía y su hermana trabaja con él, de esta manera le están brindando todo el apoyo económico para sacar adelante sus ideas.

Todo comenzó cuando Karen decidió hacer una libreta personalizada para la universidad y sus amigas quedaron encantadas, así llegaron los primeros pedidos.

Actualmente han realizado envíos a diferentes estados de Venezuela como Barquisimeto, Margarita, Caracas, y Guárico. “Esto nos llena de mucha emoción porque nuestro trabajo está llegando más lejos y eso es bueno, nos promocionamos por internet y la aceptación ha sido positiva”, expresó Karen.

Lo más extraño

Una de las personalizaciones más extrañas que le ha tocado a la diseñadora, Vismar Martins, es una libreta que solicitó un chef, quien pidió que se le incluyera una calavera con un gorro de chef.

Actualmente los jóvenes están realizando pruebas con unas agendas, ya que se acerca el año 2017, de esta manera esperan seguir innovando en su proyecto para llevar más diversidad de productos a sus seguidores. Además piensan intentar también con la personalización de llaveros, termos y libretas empastadas.

“Estamos comenzando y tenemos muchas ideas que materializar, a las personas les gusta mucho tener algo con su toque personal”, dijeron los jóvenes.

Si desea más información puede seguirlos por sus redes sociales instagram y facebok: @libretascolibrí.

Nuevas opciones

Con miras a expandir el negocio los jóvenes emprendedores de Libretas Colibrí están estudiando nuevas opciones como llaveros personalizados, coolers y libretas empastadas. “Tener algo propio con un sello que te identifique es algo que llama la atención de las personas” dijo Diomar González.

Rebeca Abreu
rebeca.abreu@elnorte.com.ve ­­

Publicidad!