Publicidad!

Uno de los grandes retos de una persona que ha sufrido una gran enfermedad es volver a su rutina y sus hobbies como si nada hubiese pasado. Hoy conocerás la historia de una joven bailarina que perdió una pierna debido al cáncer, pero a pesar de eso continuó haciendo lo que más le apasiona, bailar.

Cortesía
Cortesía

 

Gabi Shull de Missouri tenía solo nueve años de edad cuando lo médicos tuvieron que amputarle parte de una pierna debido a que padecía de un osteosarcoma, un tipo de cáncer de hueso que afectó a su rodilla, y que gracias a una cirugía y a una prótesis especial, esta chica de 15 años, puede seguir practicando su danza.

Cuando Gabi fue diagnosticada con la enfermedad, parecía que nunca podría volver a bailar. Pero ahora, a los quince años de edad, no puede dejar de moverse, esto es gracias a una revolucionaria cirugía con la que los cirujanos pudieron colocarle dicha prótesis.

Cortesía
Cortesía
Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!