El director técnico Rafael Dudamel no podrá contar con el lateral Rolf Feltscher y espera hasta último minuto por la recuperación de Rómulo Otero


Aliviada por finalmente hallar la victoria en la Eliminatoria Suramericana para el Mundial de Rusia-2018, la selección venezolana enfrenta hoy (5:00 pm) al peligroso Ecuador en el estadio Olímpico Atahualpa de Quito, a 2.850 metros sobre el nivel del mar.

No hay otro objetivo para la Vinotinto que dejar en claro la mejoría de su fútbol, luego de superar 5-0 a Bolivia en la jornada anterior y sumar completo por primera vez en los 11 partidos disputados en este ciclo clasificatorio.

“Estamos vibrando el partido de mañana contra una selección de mucha calidad, de mucho nivel, aspirante a clasificar al Mundial. Nosotros esperamos ratificar lo que hemos hecho el jueves contra Bolivia”, expresó ayer el director técnico Rafael Dudamel en conferencia de prensa.

“Lo que más deseamos el día de mañana es encontrar una selección que en su juego siga dando muestras de evolución, de crecimiento, hoy con nuevos valores que evidentemente han sabido aprovechar su oportunidad”, añadió el entrenador venezolano.

Los ecuatorianos pretenden enderezar su camino y apartarse de Chile y la necesitada Argentina, cuando faltan siete fechas por jugar.

El DT de Ecuador, Gustavo Quinteros, recupera para el duelo de hoy al defensa Arturo Mina, del River Plate de Argentina, y al delantero Enner Valencia, del Everton de Inglaterra, quienes cumplieron un cotejo de suspensión.

Ventaja evidente

La altitud le añade un condimento al encuentro de hoy que puede ser determinante, mientras Ecuador se preocupa por regresar al triunfo tras caer 2-1 en su visita a Uruguay el jueves.

“Hemos querido inmediatamente finalizado el partido contra Bolivia trasladarnos a Quito, aceptando que fisiológicamente no tendremos los días suficientes para adaptarnos a la altura; pero sí apostando a que psicológicamente el jugador ya esté preparado, que sepa con lo que tiene que lidiar en cuanto al ahogo”, apuntó Dudamel.

Además con Mina y Enner Valencia “se potencializa mucho” la selección local, sostuvo Gabriel Achilier, quien destacó que la clave del juego será “ser verticales, presionar, estar en las líneas, aprovechar las bandas”.

Debilitada

Venezuela no ha podido ganar en los tres últimos juegos contra los ecuatorianos. La selección tampoco contará con Rolf Feltscher por lesión y Rómulo Otero está en duda.

“A Rómulo Otero lo esperaremos hasta el último momento para saber si está bien, en la situación en la que estamos, lo menos que deseamos es arriesgar la integridad del jugador”, anunció el DT vinotinto.

Josef Martínez, autor de tres goles ante Bolivia, tendrá suprema responsabilidad en el frente de ataque, pero pisar con pie de plomo será vital para que la Vinotinto apruebe el difícil examen.

“Nosotros debemos tomar todos los recaudos ante una selección muy potente, muy rápida, muy vertical, que se maneja muy bien en los duelos, que tiene jugadores con un biotipo admirable”, continuó.

Una victoria en la altitud de Quito es indispensable para la tricolor, que aspira mantenerse en la zona de clasificación directa y llegar a su cuarta Copa del Mundo.

“Tenemos que salir a ganar, eso es lo único que a nosotros nos sirve (…) No ceder los puntos y pensar que esto lo podemos definir en casa”, señaló Achilier (Emelec).

“Se nos viene una final el día martes y hay que pensar en que hay que ganar como sea”, enfatizó el mediocampista Christian Noboa.

Carlos Guipe/ECS
[email protected]