Varios intentos de saqueos se registraron ayer en los alrededores de la principal casa de estudios de la zona


La decana de la Universidad de Oriente (UDO), Núcleo Anzoátegui, María Teresa Lattuca, acompañada de dirigentes estudiantiles de la academia, desmintió los rumores en torno a la suspensión de clases en el recinto el pasado martes.

La autoridad académica aseveró que es falso que se haya emitido una orden de desalojo, menos que se tratase de una medida de resguardo a favor de los estudiantes, tras presuntas amenazas de familiares del joven que intentaron linchar el viernes pasado, tras presuntamente cometer un robo. Aclaró que el joven no ha muerto y se encuentra delicado de salud.

Sobre los hechos, aseguró que los portones fueron cerrados por los mismos bachilleres y acotó que “es natural que los estudiantes cierren los accesos a la universidad y es natural que arrastren los autobuses para exigir seguridad, pero los niveles de delincuencia han disminuido en 90% desde el mes de agosto”.

Instó a la población en general a no caer en falsos rumores que se generan desde las redes sociales para crear malestar y preocupación entre la comunidad estudiantil.

Tras la aclaratoria, la decana se reunió con los dirigentes estudiantiles, quienes le hicieron planteamientos sobre seguridad y mejoramiento de la infraestructura, según el vocero del movimiento Por la UDO, Daniel Medina.

Violencia

Mientras la autoridad académica del recinto universitario se reunía con los estudiantes, a la entrada de la UDO se registraban varios delitos.

Medina relató que cerca de las 12:00 del mediodía un grupo de encapuchados se apostó frente a la universidad para intentar desviar vehículos de carga pesada con el propósito de saquearlos.

Indicó que la acción fue repelida por funcionarios de Polianzoátegui, quienes con perdigones hicieron correr a los manifestantes.

Se conoció que al momento de los hechos el tráfico fue paralizado, mientras otros sujetos despojaban de sus pertenencias a quienes quedaron atrapados en la tranca.

Más tarde, aproximadamente a las 3:00 pm, los encapuchados volvieron a intentar perpetrar un saqueo, el cual no se ejecutó, puesto que el camión que lograron ingresar al recinto se encontraba vacío.

Posteriormente, los portones fueron cerrados presuntamente por grupos estudiantiles, según Medina.

En análisis

La decana María Teresa Lattuca expresó que en abril pasado el mandatario regional ofreció una partida presupuestaria para el pago de 15 funcionarios de vigilancia interna y acotó que la propuesta no ha sido rechazada, sino que se mantiene en análisis por parte de la rectora Milena Bravo.

Mientras esto ocurre, en el núcleo universitario siguen ocurriendo delitos contra los bachilleres, según denuncian los estudiantes.

Yosemarys González
[email protected]