Publicidad!

Representante de la Sundde planteó importar alimentos desde Guyana para abastecer a los anzoatiguenses


La falta de alimentos en los anaqueles de abastos y supermercados continúa siendo el principal problema que atraviesan los consumidores en la entidad.

El 2017 comenzó con el “pie izquierdo” para conseguir los productos de la canasta básica alimentaria, según relato de compradores en Anzoátegui.

Isleinet Caigua fue una de las amas de casa que, durante la primera semana del año, ha ido de establecimiento en establecimiento buscando comida para llevar a su hogar.

Con desánimo enfatizó que todos los días sale a ver qué consigue pero al final del día llega con las manos vacías.

“La escasez de alimentos está cada vez peor. El día que me tocaba comprar estuve más de seis horas en una cola y solo pude adquirir dos harinas de trigo y un arroz”, señaló.

La contadora Sonia Angulo vive el mismo dilema de Caigua.

La dama relató que aún no ha podido adquirir el primer producto regulado en este año.
Añadió que en los expendios donde acostumbran vender comida a precios justos no les ha llegado mercancía.

“La situación en Venezuela es insostenible. Le estoy dando a mis hijos verdura sancochada porque en la despensa no tengo harina, arroz ni pasta”, recalcó.

El obrero Robinson Pérez apuntó que los únicos que se están lucrando “a costillas del hambre del pueblo” son los revendedores quienes están ofertando los alimentos a precios exorbitantes.

Indicó, a su juicio, que el principal problema es la falta de políticas públicas que frenen el descontrol en los precios y exhortó a las autoridades competentes a hacerle frente a la situación.

Importados caros
La compra de artículos de comida importados de Brasil dejó de ser una segunda opción.
El albañil Nelson Rodríguez sostuvo que en un paquete de azúcar y un kilo de arroz gasta más del salario que percibe semanalmente.

“Mi sueldo por cinco días de trabajo es de, aproximadamente, siete mil bolívares. Si en esos dos artículos gasto Bs. 10 mil ¿cómo compro la proteína para la casa?”, explicó.

Según información aportada por los comerciantes asiáticos de la zona sur de la entidad, estos deberán comenzar a importar los productos básicos desde Guyana, debido al cierre de la frontera con Brasil.

Néstor González, representante de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), señaló que los comercios que expenden productos importados en el centro y oriente del país, solo han quedado con disponibilidad del 25% de la mercancía.

¿La razón? Al parecer, las últimas gandolas cargadas con productos básicos arribaron a Venezuela a principios de diciembre de 2016, cuando se reportó un alza en la compra.
“Estamos evaluando si la medida de traer productos de Guyana es más accesible”, reveló González.

 

Patricia Aponte
[email protected]

Publicidad!