El presidente de la Red por la Defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución, Vicente Brito, denunció que la escasez de alimentos, medicinas, la inseguridad y la falta de oportunidades de empleo, son las principales causas del éxodo masivo de venezolanos que se han separado de familiares y amigos en busca de una mejor calidad de vida.

Según Brito, más de cinco millones de venezolanos se han instalado en casi 50 países del mundo, de los cuales al menos 10 mil han buscado una segunda oportunidad en el Continente Americano, desde Chile hasta Canadá, y con más de un millóm de paisanos, específicamente en Colombia y Estados Unidos.

A su juicio, lo preocupante es que la gran mayoría de los ciudadanos son profesionales y jóvenes preparados, que ante la falta de oportunidades en el país han optado por buscar nuevos destinos, habiendo realizado grandes contribuciones en otros países a su desarrollo, como la producción de gas y petróleo, medicina, educación, construcción, entre otros.

Brito agregó que otros han montado ventas de comida, promoviendo la arepa y la cachapa como platos internacionales, y la gran mayoría ejerce múltiples oficios.

Explicó que la ausencia de ese importante número de venezolanos emigrados se evidencia en el funcionamiento de buena parte de las actividades económicas, petroleras, salud y operatividad productiva del país.

“Los ejemplos más evidentes los tenemos en las empresas e instituciones públicas, las cuales han sido de las más afectadas con este éxodo de técnicos y profesionales, al aplicar políticas de despidos por el solo hecho de ser antagónicos o disidentes al proyecto político ideológico que se nos pretende imponer”, dijo.

Lamentó que Venezuela en menos una decada pasó de ser un país de inmigrantes y grandes oportunidades a uno de emigrantes con profundas limitaciones y carencias, que ubica al país dentro de los últimos 30 países del mundo con mayor caída en los últimos años en desarrollo humano y calidad de vida.