Un alijo de 53 kilos de cocaína fue decomisado hoy en el País Vasco francés escondido en un camión con matrícula polaca que transportaba un cargamento de leche en polvo para bebés, procedente de Holanda y que tenía como destino España, indicó la dirección de aduanas gala.

La operación tuvo lugar en el peaje de Biriatou, cerca de Hendaya, el pasado día 9, cuando los agentes que registraron el camión se sorprendieron del anormal espesor del techo del camión, indicó Aduanas en un comunicado.

El registro del mismo permitió descubrir un sofisticado escondite a lo largo de todo el remolque del tráiler, donde hallaron 23 paquetes térmicos que contenían la cocaína.

El valor de la droga en el mercado negro se evalúa en unos 3,4 millones de euros, según Aduanas.

Los dos ocupantes del camión, de nacionalidad polaca, fueron arrestados y presentados a las autoridades judiciales.

Oficialmente el camión transportaba 1.370 paquetes de leche en polvo destinados a una empresa situada en España.

EFE