Solo uno de los dos podrá avanzar de manera directa al Mundial de Rusia 2018, el otro deberá disputar la repesca

Digno de una final continental, el duelo Italia-España de hoy en Turín es el plato principal del inicio de la segunda jornada de las eliminatorias europeas para el Mundial de Rusia 2018.

La selección italiana y la española se encontraron en las dos últimas Eurocopas. En 2012 jugaron el partido por el título, con la Roja desplegando su mejor fútbol para ganar 4-0 y levantar su segundo título continental consecutivo.

La revancha llegó en la reciente Eurocopa Francia 2016, con la Azzurra ganando 2-0 en octavos de final en París. Esta derrota provocó una revolución en la Roja, con el relevo de Vicente Del Bosque como seleccionador -sustituido por Julen Lopetegui- y el adiós del mítico capitán Iker Casillas.

Precisamente sobre la ausencia del portero español en el enfrentamiento, su homólo el legendario arquero italiano Gianluigi Buffon señaló que “es muy extraño” enfrentarse a España y no encontrarse con Iker Casillas. “El hecho de que no esté aquí es muy extraño, pero también una señal para mí”, dijo Buffon.

“Corremos en contra del tiempo, pero es normal, lo llevo bien. Dentro de mí sé que mi carrera deportiva se acerca al final. Hasta que ocurra, voy a disfrutar del momento”, añadió el capitán italiano, que hoy jugará su partido 164 con Italia.

El seleccionador español Julen Lopetegui anunció ayer que Diego Costa jugará ante Italia.
“Diego Costa va a jugar contra Italia, y el resto del equipo será más o menos el esperado”, señaló Lopetegui, que habló ante los medios junto con Koke y Gerard Piqué.

“Más allá del once, del equipo titular, lo importante es lo que los jugadores hagan sobre el campo en cada una de las situaciones. Italia es muy exigente y el nivel de concentración deber ser máximo. Nos van a plantear un partido de alta intensidad y tenemos que estar preparados para darles respuesta”, añadió.

España debutó en la fase de clasificación para el Mundial con una victoria 8-0 ante Liechtenstein. Ahora jugará con Italia por el liderato de la llave G. Solo el ganador del grupo se clasifica de manera directa, mientras que el segundo disputa una eliminatoria de repesca.

“Italia lleva años jugando como un equipo, con mentalidad colectiva, y esa es su mayor virtud. Ha desarrollado el 3-5-2 con maestría, y saca provecho de sus tres centrales y de su sistema”, añadió sobre la Azzurra.

AFP
[email protected]