Esta es la frase más repetida en los últimos 10 años, pero aún más desde el asesinato de uno de los hombres inmensos de éste planeta como le es Hugo Rafael Chávez Frías, muy cierto, estamos en una guerra sin cuartel y el enemigo no es cualquiera, es el enemigo más poderoso, vil, sádico, inhumano que existe en la nuestra única y contaminada nave espacial, como diría Walter, y con muchos cómplices y apátridas dentro de nuestra Amada Venezuela, ahora la guerra no es solo acaparar rubros de los alimentos, no, ahora la guerra se extiende al acaparamiento de productos de limpieza, especulación en todos los rubros, todos, como lo son los calzados.

En el inicio del mes de diciembre caminando por el centro de Maracay y centros comerciales, da indignación como se venden calzados al precio de 5 mil, 6 mil y hasta 12 mil bolívares!!! Impresionante, es decir, como les gusta a muchos, estos calzados cuestan en dólares, 500$, 600$ y hasta 1200$, me he dado a la tarea de comparar el calzado con otros países y los calzados alcanzan un costo de 150$, al cambio nuestro deberíamos ver en las vitrinas calzados con un máximo costo de 1.600 Bs, y sería un abrupto, ¿cómo hace el padre de 2 hijos con sueldo mínimo para comprarle el calzado a sus hijos?.

Haciendo el ejercicio que dicho padre de familia gana sueldo mínimo y el pago de los aguinaldos fue de 12.755,34 Bs. y solo comprar el calzado de sus muchachos debe pagar 10.000 Bs., es muy cierto que estamos en guerra, la anarquía se ha apoderado de los comerciantes que sus ganancias han aumento exageradamente, pero qué podemos hacer, si llamamos al ente para poder controlar este desastre es tiempo muerto, ya que la llamada nunca cae y si se logra comunicación la visita a los establecimientos estafadores no llegan, a lo mejor porque son miles de denuncias, pero si estamos en guerra solo nos queda esperar a nos ataquen para contrarrestar el ataque?.

Es sentido común que esta guerra es a muerte, y lo que quieren matar es al pueblo, ya basta de esperar para contrarrestar algún ataque, es hora de que nuestro gobierno de un paso delante y que la lucha contra esta guerra dé frutos, no es posible que en las inspecciones las hagan en un centro comercial y de 200 o 500 locales que posee dicho centro, solo se inspecciones uno!!!

Por ello me parece que si estamos en guerra, esta guerra la estamos perdiendo, camarada y no es por poco nos están dando hasta con el tobo. Todos percibimos éste ambiente que cada vez está más contaminado moralmente.

aporrea.org