Publicidad!

Veterinario afirmó que son falsos los comentarios acerca de los cambios en la conducta del animal luego de haber sido sometido a un procedimiento quirúrgico


Aunque ya estén domesticados los gatos suelen ser animales salvajes, con instintos muy fuertes por lo que los veterinarios afirman que esterilizarlos es una buena opción para su adaptación dentro del hogar.

Agregan que este procedimiento es totalmente recomendado, pues ayudan a evitar la reproducción de ellos y molestia por embarazos no deseados.

Especialistas en la salud animal afirman que la esterilización es un proceso quirúrgico sencillo en el que los médicos les extirpan los ovarios y el útero en las hembras.

En el caso de los machos se les eliminan los testículos.

La médico veterinario Marielba Granados, comentó a El Norte que este tratamiento es recomendable entre los 4 y 7 meses de vida del animal, debido a que luego de ser sometido a la cirugía el gato dejará de producir sus hormonas sexuales y por lo tanto no tendrán celo.

Agregó que el caso de los machos ellos solo presentarán su instinto sexual de marcar el territorio con la orina.

Añadió que en algunos casos puede realizarse incluso luego de que el animal se haya reproducido.

Resaltó que la última opción va a depender de la responsabilidad de sus amos, pues dentro de los motivos por lo que se decide esterilizar a estos amigos peludos se destacan el poder evitar de manera más clara la sobrepoblación de gatos en estado de abandono.

Granados subrayó que el proceso posee múltiples beneficios para la salud del animal, como prevención los de tumores testiculares y en los ovarios.

gato
Cortesía

Otros benéficos
La especialista destacó que con este procedimiento también se evita las escapadas nocturnas, peleas entre ellos, así como los maullidos incesantes y la demarcación de su territorio.

Con este método también se puede disminuir el estrés, ansiedad, nerviosismo, pérdida del apetito producido tanto en el macho como en la hembra por culpa del celo.

Aunque desafortunadamente no todo es color de rosa, debido en que algunos casos se puede presentar algunas consecuencias sobre el gato entre ellas obesidad, diabetes y el riesgo de tener cálculos urinarios.

La veterinario resaltó que todas estas consecuencias negativas se pueden prevenir con la atención, alimentación, así como los cuidados necesarios.

“Cuando tenemos un perro o gato, siempre debemos estar muy pendientes de su alimentación y al someterlos a una cirugía mucho más para evitar complicaciones en su salud”, dijo.

Mitos
Granados afirmó que son falsos los comentarios sobre el cambio de conducta en los felinos luego de ser esterilizados o que su vida será más corta.

Algo va mal

Especialistas en la salud animal afirman que las complicaciones posoperatorias del animal tras la esterilización no son tan habituales, pero si surgen, conviene reconocerlas y llegar al animal hasta su veterinario. Algunas señales de riesgo son:

– Los felinos suelen mostrar apática e inactiva.

– Tras 48 de la operación, la hembra felina no ha ingerido alimento.

– La herida quirúrgica presenta aspecto enrojecido o inflamado, supura o la gata se lame de manera insistente.

– La felina tiene fiebre o una temperatura mucho más alta de lo habitual (39 ºC).

Foto de E. Marval
Elizaira Marval

[email protected]
Esta periodista anzoatiguense de 23 años es licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad Santa María, núcleo Oriente. Tiene dos años ejerciendo la profesión.

Publicidad!