Publicidad!

Diariamente en el mundo cientos de personas fallecen a causa de infartos por estar sometidos no solamente a estrés en sus hogares, sino en sus sitiosde trabajo


El día a día suele envolver a las personas en situaciones que en ocasiones las conllevan a sentir estrés, padecimiento que mayormente viene acompañado de otros trastornos.

Nelsy Salcedo, psicóloga y especialista en modelación de conducta comentó que el venezolano se encuentra sometido a presiones continuas, debido a la realidad que lo rodea.

“Para nadie es un secreto lo que se está atravesando en el país, el tema de la adquisición de productos de primera necesidad es lo que ocupa a cualquier individuo actualmente, la gran mayoría pierde el tiempo en colas, frustrándose porque en muchas oportunidades no logran su objetivo luego de pasar hasta 12 horas de pie expuestos a cualquier eventualidad”, concretó Salcedo.

Con respecto a este tema la especialista indicó que no solamente los adultos están expuestos al estrés, los niños también sin sus padres darse cuenta que son víctimas de este mal, que anteriormente los aquejaba en épocas de escolarización o cuando en el hogar se vivían percances.

“Cuando un infante es sometido a extenuantes colas para adquirir comida no solo se le expone a riesgos físicos como exposición excesiva al sol, la lluvia, en la mayoría de los casos se le limita el acceso a los baños, a la ingesta de agua y alimentos de manera adecuada, ellos perciben todos los comentarios de quienes lo rodean, e inconscientemente se les transmite todo el malestar de los que están ahí, y aunque se crea que no los afecta por verlos jugando, sí les causa un daño psicológico que posteriormente se ve reflejado en su comportamiento”, enfatizó la terapista de conducta.

Salcedo agregó que entre los factores que pueden acompañar esta patología son la obesidad, la pérdida de cabello, la reducción de deseo sexual, acné, enfermedades cardiacas, menstruación irregular, insomnio y úlceras.

De igual forma relató que diariamente en el mundo cientos de personas fallecen a causa de infartos por estar sometidos no solamente a estrés en sus hogares, sino en sus sitios de trabajo, destacó que este mal se ha convertido en un enemigo silencioso, llegando incluso a causar tantas muertes como el cáncer, y considerándose también como uno de sus detonantes.

Apoyo
La doctora comentó que debido a las creencias que algunos poseen no suelen buscar apoyo especializado cuando se encuentran atravesando por esta situación, ya que consideran que asistir a una consulta con un psicólogo es demostrarle al resto de la sociedad que están afrontando un problema mental.

“Los psicólogos no son de uso exclusivo para quienes tienen padecimientos psiquiátricos, nuestra labor también es apoyar a las personas para que salgan de crisis como las ocasionadas por el estrés, puesto que estas pueden derivar en episodios de ira, cólera, agresividad, ansiedad e incluso sino es bien manejado pueden incurrir en desgracias lamentables como el suicidio”, recalcó.

Indicó de igual manera que algunos pacientes pueden requerir de medicación para sobrellevar estas eventualidades, algo que también es considerado normal, puesto que con el solo empleo de terapias –dependiendo de la raíz del problema- no se puede superar el inconveniente.

Recomendaciones
Rodearse de personas positivas y cargadas de energía es la principal recomendación que la especialista realiza a quien le pregunta cómo evitar padecer este mal, ya que considera que una mente sana con pensamientos positivos siempre buscará la solución a cualquier eventualidad en lugar de sentarse a llorar por lo que no se hizo o no se logró hacer.

Salir a caminar en la playa, compartir actividades deportivas grupales es otra de las opciones que Salcedo ofrece.

Alerta

El simple hecho de desconectarse del mundo escuchando música o leyendo un buen libro ayuda a despejar la mente, no necesariamente se debe salir de viaje para relajarse, en este sentido Nelsy Salcedo, psicóloga y especialista en modelación de conducta comentó que los niños deben ser incluidos en rutinas diarias de esparcimiento para que no acumulen tensiones en su cuerpo y mente.

Indicó que actualmente las consultas de padres que llevan a sus niños porque presentan cambios en su conducta han incrementado, puesto que en este aspecto es donde ellos reflejan sus preocupaciones e incluso es una señal de alerta de que algo está pasando.

“Contradictoriamente a lo que se piensa, los infantes también padecen de estrés y esto le ocasiona ansiedad, que puede transformarse en berrinches o ingesta de alimentos dulces”, concluyó.

Sugirió disminuir el consumo de productos con cafeína y altos índices de azucares, para así evitar cambios en su estado de ánimo.

 

Jakelín Cotorett
Jakelin Cotorett @elnorte.com.ve

Publicidad!