Publicidad!

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que estas enfermedades son frecuentes en las mujeres que no están embarazadas


Trabajadoras, luchadoras, pero con debilidades, así son las mujeres, quienes día tras día muestran preocupación por las situaciones que viven sus seres queridos y que dejan a un lado sus problemas.

Aunque estas cualidades pueden ser un arma de doble filo para estas damas, que están dispuestas a dejar a un lado sus dificultades.

Ante esto especialistas en la salud aseguran que las féminas son más expuestas a enfermedades en comparación con los hombres, por la alta potencialidad de estrés que viven a diario.

Aunque a su juicio en muchos de estos casos no existen explicaciones médicas.

La médico general Paula Maestre indicó que “ese dolorcito” en el pecho casi siempre es atribuido al cansanció, el dolor de cabeza es solo estrés, y pensamos que no pasa nada grave sin medir los resultados que pueden generar.

Padecimientos
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos casos son más frecuentes en las mujeres no embarazadas.

– Artritis reumatoide: expertos aseguran que la inflamación de las articulaciones y los músculos son más resaltantes en las mujeres.
Esto puede ocurrir debido a los cambios hormonales que sufren las féminas, en especial cuando están embarazadas.

– Celiaquía: según balances, solo el 1% de la población padece de intolerancia al gluten, aunque en las damas es mucho más común.
Esta afección es conocida como un proceso crónico multiorgánico que daña primeramente el intestino. Afecta a personas que presentan una predisposición genética

– Diabetes tipo 2: las mujeres con más de 55 años de edad tienen el mayor riesgo de padecer este mal, a consecuencia de la disminución de estrógeno, lo que también dificulta la capacidad para poder procesar el azúcar en la sangre.

– Esclerosis múltiple:
Investigaciones han determinado que esta enfermedad autoinmune es más propensa en las mujeres, quienes tienen una estadística entre dos o tres veces más que los hombres. En los llamados “males” femeninos se encuentra la migraña, la falta de suelo y el estrés pueden ser algunos de los
causantes de este malestar.

Estudios afirman que al menos una de cada cuatro mujeres padece esta afección, pero le sucede al 14% de las mujeres en el mundo en comparación con el 8% los caballeros.

– Infecciones bucales: los cambios hormonales que sufren las mujeres durante la pubertad, menstruación, el embarazo y menopausia pueden ocasionar una gran disminución en las defensas de las encías por lo que no puede combatir las bacterias. Esto puede generar la aparición de caries o gingivitis.

– Problemas de tiroides: según las estadísticas, la población femenina tiene ocho veces más posibilidades de padecerla que los hombres.

El cáncer de tiroides en las damas es de 8,23 casos mientras que en los hombres es de 2,65; por eso, es de las más comunes en las mujeres.
Varices: son cuatro veces más propensas a padecer esta patología que los hombres.

¿La razón? Los expertos afirman que los cambios hormonales son los principales responsables.

Enfermedades cardiovasculares

Este mal también afecta a los hombres, pero según estudios en la población femenina se vuelven más propensas a ella tras la menopausia, esto debido a que disminuye los niveles de estrógeno.

Los especialistas recomiendan mantener una dieta balanceada y realizar ejercicio con frecuencia para evitar este padecimiento.

Foto de E. Marval
Elizaira Marval

[email protected]
Esta periodista anzoatiguense de 23 años es licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad Santa María, núcleo Oriente. Tiene dos años ejerciendo la profesión.

Publicidad!