Después de que el gobierno chileno detuviera a dos militares bolivianos y siete funcionarios de aduanas en la frontera con Chile, el presidente de Bolivia, Evo Morales manifestó su rechazo argumentando que se “agredió al pueblo boliviano, faltando pocas horas para la presentación del reclamo en La Haya”.

Las detenciones se realizaron luego de un presunto operativo que realizaban en territorio boliviano gendarmes chilenos.

Por esta situación Morales denuncia que los ciudadanos bolivianos fueron “secuestrados por carabineros de Chile, son rehenes de una injusticia, exigimos su inmediata liberación”, escribió a través de la red social Twitter.

El jefe de Estado dijo a través de su cuenta de Twitter que dos miembros de las Fuerzas Armadas y de siete funcionarios de la aduana de Bolivia fueron “detenidos por gendarmes chilenos cuando combatían contrabando en territorio boliviano”.

Morales aludió al hecho de que una delegación de Bolivia presentará mañana en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya una réplica para defender sus argumentos en el juicio que ha planteado contra Chile en el tribunal de Naciones Unidas.

Desde 2013, Bolivia pide a la CIJ un fallo que obligue a Chile a negociar en firme su histórico reclamo de una restitución de la salida al océano Pacífico.

Las autoridades chilenas aseguran que un capitán y un sargento y los siete aduaneros bolivianos controlaban vehículos de carga y fueron detenidos.

Redacción
[email protected]