Publicidad!

En horas de la mañana de ayer, trabajadores de la empresa Pepsi-Cola de Venezuela se congregaron a las afueras de la Inspectoría del Trabajo en Barcelona como medida de protesta ante una serie de irregularidades en la compañía.

Cortesía
Cortesía

El secretario de trabajo y reivindicaciones del Sindicato Polar y Pepsi de Anzoátegui, Mauricio Barrera, indicó que desde hace tres meses, 14 trabajadores con enfermedades ocupacionales se encuentran con el salario suspendido, esto luego que se decretara una providencia administrativa, donde se le exige al patrono ubicarlos en labores adecuados.

Explicó que la providencia fue emitida por el Ministerio de Trabajo, pero se niegan a cumplir, por lo que le solicitaron a las autoridades hacer cumplir a la brevedad posible.

“Estas personas cargan dos mil cajas de refrescos diarios y ya no lo pueden hacer, pero las empresa los obliga a trabajar”, indicó el dirigente sindicalista, quien destacó que exigen a la directiva de la empresa, pagar los salarios caídos, de lo contrario continuarán con acciones de calle.

Emely Arenas C.
[email protected]

Publicidad!