Médicos del piso 2 del complejo hospitalario Dr. Luis Razetti en Barcelona, en el área de traumatología, se sumaron a las exigencias de más de 120 pacientes que esperan desde hace más de un mes la reactivación de las cirugías para ser intervenidos.

Así lo señaló el médico del servicio, Jesús López, quien explicó que desde octubre el área venía presentando retrasos en las intervenciones, ante el déficit de insumos médicos, pero que la gota que derramó el vaso fue el hurto que se registró a principios de noviembre, donde no solo se llevaron los pocos materiales para operar, sino también la mayoría de los equipos quirúrgicos.

López explicó que en todo el hospital funcionan 27 servicios quirúrgicos y apenas un quirófano se encuentra en servicio, el cual debe ser habilitado para las emergencias que llegan al principal nosocomio de la zona norte de la entidad.

Refirió que en ocasiones los galenos se disponen a realizar alguna cirugía programada, que debe ser suspendida por alguna urgencia.

López aseveró que ya han enviado cartas a la dirección del hospital central, a la dirección de Salud en la entidad, al Ejecutivo regional y a la Defensoría del Pueblo, sin recibir respuestas.

El jueves pasado, el director de Salud, doctor Eduardo Martínez, aseguró que desde Saludanz, a través del Ministerio de Salud, se hacen gestiones para lograr la dotación de las áreas en las que la delincuencia logró la sustracción de equipos, para garantizar la operatividad.

Martínez resaltó que las cirugías no están paralizadas, sino que se están priorizando las emergencias.

Reiteró que a corto plazo, saldarán la deuda quirúrgica no solo en traumatología, sino en todas las áreas, aunque no precisó cuándo arrancarán.

Yosemarys González
[email protected]