Publicidad!

Prácticas esotéricas “ayudan a corto plazo, pero luego el mal pasa factura”


La combinación de religiones o sincretización en Venezuela, se ha vuelto en los últimos años un tema de interés colectivo, debido a los altos índices de nuevas prácticas espirituales que están ganando terreno en el mercado.

Espiritismo, santería, budismo, videncia y yerbatismo, son algunas de estas prácticas que cientos de personas buscan experimentar en una situación de dificultad o problema familiar, amoroso o laboral.

Estas tendencias (procedente la mayoría de distintos países como Cuba y África), se han arraigado en la cultura venezolana, compitiendo actualmente con otras religiones como el catolicismo.

Búsqueda

Muchas personas afirman recurrir a estas prácticas para buscar una solución a corto plazo y lograr así resultados satisfactorios.
Mientras que otras tantas, aseguran haber sido engañadas por alguna entidad “falsa” para conseguir simplemente un lucrativo económico.
Según espiritistas y yerbateros consultados en la zona, la “espiritualidad” ha tomado auge.
Ayudas para renacer el amor en una relación, conseguir un empleo o simplemente sanar de algún padecimiento, es una de las principales causas a las que recurren los clientes a estas consultas, con el único propósito de conseguir una respuesta satisfactoria a las necesidades que presenta.

Un país de contrastes

Actualmente y según datos de la Asociación de Brujos y Espiritistas de la Montaña de Sorte, Venezuela en los últimos siete años ha llegado a tener más de 10 millones de personas que practiquen estas doctrinas, bien sea como una sincretización espiritual, o como única religión.

Año tras año, cientos son los venezolanos que acuden a la Montaña de Sorte por un milagro.
Sin embargo, diversos son los puntos de vista con respecto a este tema. Catolicismo, cristianos, Evangelio de Pentecostal y la psicología se unieron para dar a conocer los diversos aspectos espirituales y mentales que desencadenan diversas patologías de cuidado para muchos.

Esto forma parte de la falta de conocimientos
Cortesía
Cortesía

“La palabra de Dios habla que el camino correcto es la puerta estrecha”, así indicó el sacerdote de la iglesia católica María Auxiliadora, Eduardo Cedeño, al señalar que “el camino del bien es el que debe tomar toda persona durante su vida”.

“Los rituales de la santería están fuera de lo que la Iglesia católica establece, ya que Dios es fidelidad y entrega para conseguir lo que se desea”, puntualizó.
Cedeño resaltó que la práctica del “espiritismo y la brujería es errada”.

Explicó que “debemos entender que no existe compatibilidad entre santería y catolicismo, ya que o se es santero o se es católico”.

“Todo lo que signifique pensar y ser dioses de nuestra vida es un punto errado, todo ello debe ser desechado y deben acudir hacia la luz, hacia la Iglesia”, indicó Cedeño.

El sacerdote dijo que “si una persona se involucra en estas prácticas debe pedirle mucho al Espíritu Santo para salir airoso”, asegurando que “ese es el secreto”.

La mente se puede utilizar para lo positivo y negativo
Cortesía
Cortesía

Para el psicólogo Juan Carlos Santana, el tema de la espiritualidad es “un punto importante” y que requiere “experimentarlo de manera responsable”.

Este afirmó que aquellas personas que practican espiritismo, santería o esoterismo podrían acarrear diversas patologías que podrían provocar hasta la muerte.

“Las personas pueden hasta morir por creer que la enfermedad o el padecimiento que tienen es un embrujo. Esto en muchos casos ha provocado hasta paros cardiacos en el individuo”, indicó.

De igual manera afirmó que el fanatismo puede ser dañino para la persona que recurre a estas prácticas.

“Cuando una persona está cayendo en el fanatismo religioso, debería consultarlo con sacerdotes, pastores o especialistas”, afirmó Santana.

En el tema de las demás religiones, el psicólogo puntualizó que existen personas que dicen ser católicos y ni siquiera van a misa. “Lo que hacen es ir a estas prácticas”, resaltó.

El único que hace milagros y que hace vivir es el Altísimo
Cortesía
Cortesía

“Ellos están amarrados por el diablo”, con estas palabras resaltó el misionero pentecostal, José Hernández, a aquellas personas que practican el esoterismo y la hechicería.

“Dice la palabra en el Éxodo capítulo 20, que no tendremos dioses ajenos ni en los cielos ni en la Tierra a los cuales honrarás”, afirmó sin tapujos el misionero evangélico. “Esas personas que realizan este tipo de prácticas, son personas a las que el diablo las tiene amarradas”, resaltó.

También apuntó que en este tipo de religiones, “el mundo ofrece todo a un corto plazo”; sin embargo, “tarde o temprano va a cobrar todo ello”.

“Ellos lo buscan por bienestar terrenal y para conseguir un beneficio a corto plazo. Pero en realidad lo que consiguen es que el diablo tarde o temprano les arrebate el alma”, puntualizó Hernández.

Para finalizar, el hombre resaltó la necesidad de unirse “para salvar a estas personas de las llamas del infierno y lograr la estabilidad eterna”.

El sacrificio significa renuncia, pero te cobran
Cortesía
Cortesía

El pastor de la Iglesia Universal Pare de Sufrir, Henry Cabriles resaltó la necesidad de la ayuda hacia aquellas personas que se refugian en estas prácticas religiosas para un bienestar económico, laboral, de salud o sentimental.

“Ellos (los esoteristas, yerbateros y videntes) te dicen lo que tú quieres escuchar, pero luego te pasan factura”, resaltó.

“En muchas oportunidades, estas personas lo hacen para solucionar su vida. Es un tipo de vida que ellos llevan, donde en muchos casos les piden a los clientes el sacrificio de algún animal para darles riquezas. Sin embargo, sacrificio significa renuncia”, detalló Cabriles.

El pastor también afirmó que las personas que viven de este tipo de prácticas espirituales, les solucionan a los demás al momento, pero no les garantizan que cambien su vida a un largo plazo.

“Lo mejor es no recurrir a estas prácticas, ya que no traen nada bueno. Se debe estar claro en lo que es bueno y malo e irse por el lugar de la luz”, dijo.

Patricia Aponte/ECS
[email protected]

Publicidad!