Publicidad!

Siempre estuvieron rondando por ahí, solo que con la aparición y apogeo de las redes sociales y todas las plataformas de inmediata publicación y divulgación se extendieron hasta hacer poco creíble lo que sí merece ser creído. Antes, aunque de eso no hace mucho tiempo, una información falsa en un periódico podía estar viva al menos por 24 horas, aunque el desmentido saldría igualmente en radio y televisión antes de que el medio impreso equivocado lo aclarara. Hoy, eso no es posible. La noticia falsa vuela, pero también el desmentido es rápido. Pero, produce crecimiento de seguidores y genera rápida repetición. No obstante, son noticias de vida efímera. Por falsas justamente.

El chavismo, siempre de la mano del G2 cubano y otros inseparables asesores expertos en la manipulación y la siembra, es un gran productor de noticias falsas. Pero va más allá. No se limita a informar con mentiras o a crear corrientes de opinión más cercanas a la propaganda que a la realidad; también miente en tribunales, usa fiscales para enjuiciar con lo falso, condena a punta de cobas. Pero eso, más que una desviación de opinión, es un asunto más grave: es delito de lesa humanidad y tarde o temprano se ventilarán donde corresponde. Siempre ha sido así y Venezuela no será la excepción. Claro que lo más seguro es que los autores intelectuales, los cubanos, salgan ilesos.

Pero los ejecutores venezolanos, plenamente identificados ni un acuerdo de transición los salva. Ese tipo de delitos no entran en ninguna negociación por ser de carácter atroz y cualquier afectado puede llevar adelante el proceso, más allá de acuerdos de cúpulas. Y víctimas de sobra es lo que tiene el chavismo. Y cada día que pasa aumenta su saco de crímenes. Los tiene en cárceles, los tiene condenados. Los tiene en proceso. Los tiene liberados por los tribunales, pero presos por los militares. Los tiene bajo juicios militares cuando corresponden procesos civiles. Tienen  presos con pruebas falsas y sentenciados hasta con testigos de mentira. Perfectamente denunciados en el exterior, incluso con confesiones de fiscales involucrados. Sabe muy bien el chavismo lo que hace y como machos, suponemos, asumirán las consecuencias. Debe ser así si asumimos que son bárbaros, bravos y pelo en pecho.

Pero eso, además de noticia falsa, es un delito grave. Sembrar armas, drogas, es otra modalidad muy de estos tiempos. Incluso con cientos de testigos al momento de la detención ilegal, por demás. Y, como también es natural, una cosa lleva a la otra.

El chavismo ha usado la mentira de manera tan abusiva que ya nadie le cree. Desde la recuperación milagrosa de Chávez, tiempos en los que la credibilidad de varios funcionarios también terminó fuera de este mundo, hasta ahora, siguen construyendo informaciones falsas e interesadas, especialmente contra dirigentes de oposición. Como en Cuba. Así lo hicieron allá toda la vida. Solamente se trajeron a Venezuela, y no de manera gratuita, esa maestría en la manipulación y calumnia. Los programas estrellas de VTV son lo más parecido a la televisión de Ruanda en tiempos de la masacre. Eso, como se sabe, costó varias sentencias por crímenes masivos. En Twitter y otras redes sociales de fuerte penetración es posible ver cualquier montaje, ubicados lejos de la equivocación y muy cerca de la alevosía. Es el chavismo. Son así y no cambiarán por mucho grito que les peguen en las calles.

Fake news  o noticias falsas por Elides Rojas.

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!